Enviar
Rampa remota del Santamaría se reparará con ese fondo
Multa contra Alterra financiará obras

Anterior operador del aeropuerto fue sancionado con $8,7 millones

La última multa que se le aplicó a Alterra, anterior operador del Juan Santamaría, será empleada para reparar parte de la dañada rampa remota del aeropuerto alajuelense.
Con los $8,7 millones que le cobraron a la empresa, más un monto semejante que aportará Aviación Civil, se retirará la carpeta de concreto de la rampa para colocar una nueva.
La sanción que se le aplicó a Alterra fue por el atraso en la construcción de obras en el Juan Santamaría en el periodo comprendido entre 2003 y 2007. La demora se dio por problemas financieros, alegaron entonces en la empresa.
Al final la sanción económica la canceló la compañía Aeris Costa Rica –nuevo operador aeroportuario– como parte del arreglo que suscribió con Alterra dentro de la negociación para quedarse con el proyecto.
La rampa remota es una plataforma ubicada al oeste de la terminal que sirve para las operaciones de carga y el estacionamiento de aviones privados. A la vez, sirve de complemento para el estacionamiento de aviones cuando las mangas del aeropuerto se saturan.
No obstante su importancia, esta área está plagada de huecos, hundimientos y sufre el desprendimiento de material que dificulta la maniobra de las naves. Incluso por disposición se ordenó que los aviones cargueros deban transitar remolcados por este lugar y con el motor apagado, para evitar daños.
Debido a que el mantenimiento de esa estructura quedó por fuera del contrato de gestión interesada, mediante el cual se gestionó la ampliación del Juan Santamaría, le corresponde al Estado asumir los trabajos.
Para sacar el concurso de licitación, el país le solicitará la cooperación a la Organización Internacional de Aviación Civil, para que se haga cargo del proceso. Eso dará mayor transparencia, destacó Luis Carlos Araya, viceministro de Transporte Aéreo.
La meta es que las obras empiecen a finales de este año o, a más tardar, a principios de 2011, comentó el funcionario.
Las multas contra Alterra estaban en proceso desde 2007, recordó el funcionario, quien dijo que su prioridad era salir de ese tema lo antes posible. El dinero fue depositado en las arcas del Estado en los primeros diez meses de esta administración.
Alterra asumió operaciones en mayo de 2000, tras comprarle las acciones al grupo Airport Group International (AGI), luego de que este declinara seguir al frente del proyecto para ampliar el aeropuerto. La empresa abandonó el proyecto en julio de 2009, al traspasarle el contrato a Aeris.
Este último grupo se comprometió a completar el proyecto y operar el Juan Santamaría hasta 2026. El año pasado entregó las dos primeras fases de los trabajos asumidos.

Danny Canales
[email protected]
Ver comentarios