Logo La República

Lunes, 12 de noviembre de 2018



BLOOMBERG


Mujeres pueden cambiar futuro de Oriente Medio

Bloomberg | Jueves 21 enero, 2016

De todos modos, la historia indica que Oriente Medio necesitará no solo a los mercados si pretende competir en la carrera tecnológica actual. Occidente necesitó otros dos factores para hacer avanzar al resto del mundo poco más de dos siglos atrás: la Ilustración y el empoderamiento de las mujeres. Bloomberg/La República


 En todo Oriente Medio, la caída en los precios del petróleo está generando ondas expansivas económicas.
Y en tanto se levantan las sanciones internacionales contra Irán, los mercados bursátiles del Golfo no están convencidos de que la situación mejore en lo inmediato.
Oriente Medio debe empezar a pensar en la vida después del petróleo; y esto requerirá un modelo económico que, al igual que en Occidente, depende de un crecimiento económico impulsado tecnológicamente.
Es evidente que Oriente Medio tiene un largo camino por recorrer.
El Índice Mundial de Creatividad, que clasifica a las economías según la tecnología, el talento y la tolerancia, ubica a Irán en el puesto 57, a Siria en el 75, Arabia Saudita en el 83, Kuwait 86 y a Irak en el último puesto, el 139.
Estas clasificaciones ocultan el largo pedigrí de la región en materia de inventiva. Desde el nacimiento de la agricultura hasta la invención de las primeras tecnologías industriales pasando por el desarrollo de ciudades y poblados y la aparición de la palabra escrita, Oriente Medio fue (junto con China y Pakistán) el centro de la acción —y lo fue durante milenios.
La pregunta es: ¿Cuenta la región con lo necesario para convertirse en líder tecnológico en la actualidad?
Los saudíes ciertamente tienen un plan.
La nueva dirigencia intenta introducir todo un conjunto de reformas de mercado, que incluyen reducir los subsidios y privatizar empresas estatales.
Dado que dos tercios de los trabajadores saudíes son empleados por el Estado, esto tiene el potencial de transformar a Arabia Saudita en la nueva China en términos de crecimiento económico.
Para que los mercados prosperen, y tal como sostuvo recientemente el economista peruano Hernando de Soto, los derechos a la propiedad privada deberán pasar a primer plano.
No solo son necesarios para el crecimiento económico, sino también para la estabilidad política a largo plazo en la región. Después de todo, el avasallamiento generalizado de los derechos de propiedad del “hombre común” fue lo que contribuyó a impulsar la Primavera Árabe.
De todos modos, la historia indica que Oriente Medio necesitará no solo a los mercados si pretende competir en la carrera tecnológica actual. Occidente necesitó otros dos factores para hacer avanzar al resto del mundo poco más de dos siglos atrás: la Ilustración y el empoderamiento de las mujeres.
Aunque es probable que puedan adoptar algunas reformas de mercado, no a todos los estados árabes les resultará fácil copiar estos ingredientes adicionales.
La Ilustración creó los fundamentos del lado de la oferta para el avance de Occidente.
No obstante, para impactar a nivel del llano, también fue necesario que las empresas tuvieran un incentivo para utilizar la ciencia y la tecnología en los procesos de producción.
Según el historiador económico, Robert C. Allen, lo que caracterizó a Gran Bretaña, cuna de la Revolución Industrial, fue que los salarios eran altos con respecto a los costos del combustible (y otros) de las máquinas que encarnaban las nuevas tecnologías. Esto hizo que la industrialización fuera rentable.