Enviar
Sábado 10 Diciembre, 2011

Mujeres emprendedoras de bajos recursos

En la actualidad existen organizaciones públicas y privadas orientadas a desarrollar microempresas de mujeres emprendedoras, proporcionando financiamiento a través de créditos para que puedan iniciar su propio negocio o fortalecerlo si se encuentra operando.
Programas dirigidos a un sector de la población donde un 25% es cabeza de hogar, la mayoría de bajos recursos y escasas oportunidades, lo que pone en riesgo social a sus hijos. Estas iniciativas operan tanto en zonas rurales como urbanas, lo que permite dirigir sus esfuerzos a aquellos negocios que pueden tener opción a un mercado dispuesto a adquirir sus productos o servicios y así generar utilidades. Las posibilidades son muy variadas: servicios, comercio, industria, artesanía, turismo y agropecuaria.
El ser emprendedora no es nada sencillo ya que implica contar con alguna experiencia en la actividad, dedicar muchas horas de trabajo, estar consciente que es un riesgo y, algo muy importante, innovar para marcar la diferencia. Tener presente que siempre habrá competencia y clientes exigentes, por lo que deberá aumentar sus conocimientos para administrar su pequeño negocio, aprender a determinar el costo de producción, honrar las deudas, afiliarse a la CCSS, INS y contar con los permisos y obligaciones respectivas.
La asesoría, asistencia técnica y capacitación que puedan recibir las microempresarias es muy importante, pero debe ser impartida por profesionales con muy buen conocimiento, experiencia y capacidad para guiarlas y prepararles un plan de negocios, donde se demuestre la viabilidad y factibilidad que facilite la puesta en marcha del negocio.
Se debe tomar en cuenta que no todas las mujeres que desean emprender su propio negocio, tienen la destreza, habilidades y cualidades para lograrlo, por lo que se debe hacer un análisis y selección de cada propuesta con el propósito de no crear falsas expectativas que pueden agravar aún más el problema, donde el objetivo es influir positivamente, generar una movilidad social al mejorar el nivel de vida familiar.
El sector de mipymes ha presentado a través de los años grandes restricciones para acceder a un crédito bancario, al no contar con las garantías necesarias que respalden un financiamiento, aun contando con buenos proyectos. Razones que impulsaron a crear la Banca para el Desarrollo; sin embargo, por diferentes motivos esta no ha cumplido con las expectativas que generó su creación. Por estas razones se requiere de reformas legales y administrativas para impactar de manera positiva en este importante sector generador de empleo.

José Francisco Bolaños Arquín
Administrador de negocios y profesor universitario
[email protected]