Foto 1
“El principal reto tico es el desarrollo de un verdadero mercado de capitales, que incluya financiamiento de obra pública y mayor mercado accionario, entre otros”, dijo Yancy Cerdas, gerente del Puesto de Bolsa de Grupo Mutual. Marco Monge/La República
Enviar

Entrevista

Yancy Cerdas, gerente de Mutual Puesto de Bolsa

Mujer de bolsa

“Debemos reconocer que estamos en un momento de cambio estratégico, y que es necesario ajustar velas y soltar amarras para la supervivencia de mediano y corto plazo”

En Costa Rica cada vez más mujeres pierden el miedo al liderazgo en el sector financiero. Hoy Yancy Cerdas, gerente de Mutual Puesto de Bolsa, nos cuenta cómo tras casi 20 años en esa entidad la ha posicionado entre las primeras cinco más rentables del mercado.

¿Cuál opina que ha sido su principal aporte en el puesto de bolsa de Grupo Mutual?
Un trabajo honesto, leal y comprometido; estos valores ayudan a generar un trabajo de calidad, que implica, cada día, mejores resultados en todas las áreas.
Soy una fiel creyente de que si los colaboradores conocen, entienden y practican que nuestra cultura es el orden, el hacer las cosas bien desde la primera vez y crear relaciones de largo plazo con nuestros clientes, los resultados se reflejan en el servicio que les brindamos a nuestros inversionistas. Como resultado en el caso del Puesto de Bolsa de Grupo Mutual una gran mayoría de nuestros inversionistas han permanecido con nosotros durante las dos décadas que tenemos de estar en este mercado.

¿Qué época fue la más dura en su carrera?
Cuando se me presentó la oportunidad de asumir la Gerencia del Puesto de Bolsa, fueron días inciertos, difíciles, porque yo misma pese a conocer el negocio por más de 18 años, inconscientemente estaba estigmatizada de que era un trabajo para hombres. Sin duda los primeros meses fueron duros, con retos continuos y aprendizajes forzados, sin embargo el tiempo me ha demostrado que el conocimiento, el esfuerzo constante y la entrega como profesional, te permiten alcanzar una meta cada día, y aquellas situaciones que pueden ser las más duras se convierten en las más felices y satisfactorias.

¿Por qué cree que hay pocas mujeres al mando de los puestos de bolsa?
Porque aún persiste inequidad en la contratación de mujeres en puestos que demandan liderazgo. Muchas veces nosotras mismas nos hacemos boicot, y preferimos puestos de bajo perfil, sin que esto implique menos responsabilidades. Las mujeres seguimos estando sujetas a estereotipos y sesgos que limitan y debilitan nuestro poder. Adicionalmente sigue siendo reducido el número de mujeres, en comparación con los hombres, que se dedican a negocios de banca y bolsa. No obstante, hoy me alegra que ya cuatro mujeres estamos dirigiendo un puesto de bolsa.

¿Cuál es en su opinión el principal reto del mercado de valores tico?
Es el desarrollo de un verdadero mercado de capitales, que incluya financiamiento de obra pública y mayor mercado accionario, entre otros.
Aquí los puestos de bolsa podremos canalizar los fondos de nuestros clientes, con un horizonte de largo plazo y con mejores rendimientos de los que actualmente ofrece el mercado de dinero. Esta situación indudablemente provocaría una mayor eficiencia y diversificación en los portafolios de los inversionistas.
Otro tema que implica un reto para los puestos de bolsa y los emisores diferentes al Gobierno y Banco Central, es que estos últimos pudieran salir a colocar programas de emisión con plazos de vencimientos de 15, 20 o hasta 30 años de manera tal que puedan realizar calce de plazos entre sus carteras activas y pasivas.

¿Qué necesitan los puestos de bolsa para ofrecer productos más variados, basados no solo en papel de gobierno?
Los puestos de bolsa debemos reconocer que estamos en un momento de cambio estratégico, y que es necesario ajustar velas y soltar amarras para la supervivencia de mediano y corto plazo.
Se requiere un ajuste a la normativa regulatoria acorde con estándares internacionales, para que podamos ofrecer una mayor gama de instrumentos a los inversionistas, basados en su perfil de riesgo. Esto ayudaría a que los puestos de bolsa nos volvamos más asesores y no tomadores de pedidos.

Carolina Acuña
[email protected]

Ver comentarios