Enviar
Muchos castigados, pocos partidos
El clásico generó que ocho jugadores no puedan jugar las próximas dos semanas

Bastantes multas, castigos no tan severos y Alajuelense con un veto, pero sin castigo de cancha. Así se pueden resumir los acuerdos del Comité disciplinario de la Unafut, tras los incidentes que se presentaron al finalizar el juego entre Alajuelense y Saprissa.
Aunque se generó mucha expectativa, por lo bochornoso de los actos, solo cinco futbolistas fueron castigados por participar en la gresca.
La Liga fue el más afectado, ya que en los próximos dos partidos, ante Santos y Limón, no contará con Geancarlo González, José Salvatierra, ni Patrick Pemberton, mientras que Saprissa, igual en dos partidos, pierde a Ricardo Blanco y Víctor Bolívar.
Esos fueron los futbolistas reportados por el cuarteto arbitral encabezado por Rafael Vega y el comisario de la Unafut, Franklin Jaubert.
Además, también estarán fuera de las canchas dos jornadas, el manudo Alejandro Alpízar y el morado José Mena, quienes fueron expulsados en el transcurso del compromiso.
Los liguistas Pemberton, González y Salvatierra deberán pagar, además, una multa de ¢84 mil, mientras que Alpízar debe cancelar ¢102 mil.
Bolívar y Blanco pagarán una multa de ¢84 mil, mientras que Mena ¢34 mil. Alexandre Guimaraes fue castigado con un juego y una multa de ¢70 mil.
El estadio Alejandro Morera Soto recibió una multa de ¢640 mil por lanzamiento de objetos y una bengala. Los manudos recibieron una advertencia por los altercados, que en caso de reincidir, les costará el uso de su cancha.
Además fueron advertidos sobre el ingreso de objetos por parte de aficionados y mejorar las medidas de seguridad a la hora de entrada de aficionados al reducto.
El Comité director de la Unafut ordenó abrir una investigación sobre la agresión que sufrió Douglas Sequeira, así como la que recibió el camarógrafo de Canal 9.
En otros juegos, al limonense Derrick Johnson se le impuso un partido de suspensión y una multa de ¢20 mil por haber sido expulsado al acumular dos tarjetas amarillas. A Limón ¢30 mil por entrar tarde al terreno de juego.
Al brumoso Dany Fonseca, dos partidos de suspensión y una multa de ¢34 mil, por juego brusco grave que provocó roja directa.
En el partido entre Pérez Zeledón y Santos, al entrenador de porteros Pablo Camacho, dos partidos de suspensión y ¢128 mil de multa por reclamarles a los silbateros al final del juego.

Cristian Williams
[email protected]




Ver comentarios