Enviar
Empresas incurrirían en prácticas monopolísticas, dice denuncia
Movistar denuncia a Claro e ICE

Instituto cedería servicio de telefonía tradicional, alega firma española

La firma de origen español Telefónica, que comercializa la marca Movistar, denunció a su competidora Claro de América Móvil y al Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) por supuestas prácticas monopolísticas.
La queja consta en una objeción presentada la semana anterior ante la Superintendencia de Telecomunicaciones en contra del contrato de interconexión firmado entre la compañía mexicana y la costarricense.
Este contrato permite a las empresas acordar los costos por trasladar llamadas entre sus redes y permitir que un cliente de Claro pueda comunicarse con otro del ICE, y viceversa.
En la denuncia, Movistar propone a la Superintendencia solicitar el criterio de la Comisión para Promover la Competencia (Coprocom) “por considerar que Claro y el ICE han incurrido en prácticas monopolísticas”.
“Hemos objetado el contrato de interconexión de Claro en defensa del consumidor y de las consecuencias negativas en su contra en el marco de un mercado de libre competencia”, dijo Matías Señorán, vocero de Movistar.
Una de las principales críticas que hace Movistar es que el contrato supuestamente deja abierta la opción de que el Instituto ceda la administración de la telefonía básica tradicional.
Este es un servicio que únicamente puede ser ofrecido por el ICE y no puede otorgarse en concesión ni ofrecerse una autorización para que otra empresa lo explote.
“En este caso se requerirá la concesión especial legislativa”, indica el artículo 28 de la Ley General de Telecomunicaciones.
Sobre las objeciones de Movistar, se procuró la versión de los voceros de Claro y del ICE, pero al cierre de edición no se había obtenido respuesta.
La apelación viene a poner un obstáculo a los planes de Claro de lanzar sus servicios en el menor plazo posible, ya que las peticiones de Movistar deberán ser estudiadas por la Superintendencia.
Esto es algo que ya está en trámite, de acuerdo con Carolina Mora, vocera de la Superintendencia.
Si la Superintendencia decide elevar la consulta a la Coprocom, esta deberá estudiar el caso y rendir un informe, en lo cual podría tardar varias semanas más.
Mientras esto ocurre, Movistar parece tener ventaja y contar con el camino más despejado, ya que sus contratos de interconexión pasaron la etapa de objeciones y ahora solo está a la espera de recibir la numeración definitiva para comenzar a operar.
Además de la apelación de Movistar, el contrato entre el ICE y Claro fue objetado por el Sindicato de Ingenieros del Instituto, así como por dos ciudadanos.

Luis Valverde
[email protected]


Ver comentarios