Enviar
Morales propone referendo sobre su mandato

Analistas estiman que propuesta es una “jugada” para desactivar conflicto con oposición

La Paz
EFE

La propuesta de Evo Morales, presidente de Bolivia, de someter a referendo su mandato y el de los nueve gobernadores del país, la mayoría opositores, es una “hábil jugada” para desviar el debate político y desactivar conflictos, opinaron ayer analistas consultados por Efe.
“Es una estrategia de distracción”, dijo la politóloga Ximena Costa, de la Universidad Andina Simón Bolívar, para quien el anuncio de Morales busca que pasen a un segundo plano temas polémicos como la Asamblea Constituyente y el recorte de las rentas petroleras que reciben las regiones.
Carlos Cordero, docente universitario de Ciencias Políticas, sostuvo que la propuesta del presidente es una “hábil jugada política” que permite en principio “desinflar” las presiones en su contra que se han acumulado en las últimas semanas.
Morales anunció la noche del miércoles que enviará un proyecto de ley al Congreso nacional para que convoque “rápidamente” a un referendo sobre la continuidad de su mandato y el de los nueve gobernadores del país, la mayoría opositores.
En las elecciones de diciembre de 2005, Morales ganó con el 53,7 por ciento de los votos, pero en seis de los nueve departamentos del país fueron elegidos gobernadores de partidos opositores.
En las elecciones para la Asamblea Constituyente, celebradas en julio del 2006, su partido consiguió el 50,7 por ciento de los votos, mayoría que no le permite, según el procedimiento de debate, aprobar propuestas unilateralmente, al ser necesarios dos tercios de la cámara.
“Si el pueblo dice se va, según Evo, no tengo ningún problema, soy más demócrata. El pueblo dirá quiénes se van y quiénes se quedan para garantizar este proceso de cambio”, aseveró el mandatario izquierdista durante un mensaje a la nación en Palacio de Gobierno, en La Paz, emitido la noche del miércoles.
La propuesta de Morales es un “desafío político”, opinó Cordero, para quienes “es más deseable el debate que la política en las calles”.
Agregó que esa iniciativa traslada al país a un nuevo escenario electoral, en el que la ciudadanía “va a participar activamente en la solución de los conflictos”, en un momento de mucha “convulsión” en el país.
La crisis de la Constituyente, que en más de un año de sesiones no había aprobado ni un artículo, se agudizó el 24 de noviembre, cuando el gubernamental Movimiento Al Socialismo (MAS) aprobó en primera instancia el proyecto de Constitución de Morales, en un colegio militar de Sucre, sin la oposición y en medio de disturbios que causaron tres muertos y unos 300 heridos.
Asimismo, la semana pasada, parlamentarios pro gubernamentales reformaron la ley de convocatoria de la Asamblea Constituyente para que pueda trasladar sus sesiones de Sucre a cualquier otra ciudad y aprobaron otra norma para pagar un bono de vejez con parte de las rentas petroleras que reciben las regiones.
Esa sesión se llevó a cabo mientras grupos de campesinos e indígenas afines a Morales impedían que los opositores entraran al Congreso.
En enero pasado, el mismo Morales anunció, también en medio de graves conflictos sociales, que el Congreso debatiría una ley que establecería el procedimiento para revocar el mandato presidencial y el de todas las autoridades, pero la norma no ha sido tratada hasta ahora.
Según la politóloga Costa, realizar el referendo “revocatorio” del mandato del presidente y los nueve gobernadores sería “como pasar el rato y no tendría ningún efecto jurídico”, porque la actual Constitución no contempla esa figura.
Ver comentarios