Enviar
Regiones retan al mandatario con autonomías
Morales no permitirá división

EN Santa Cruz, feudo de la oposición al presidente, el consejo departamental se transformará en órgano legislativo

La Paz
EFE

Evo Morales, presidente de Bolivia, dijo el viernes que no permitirá la división del país, mientras cuatro regiones opositoras se preparan para iniciar un proceso autonómico al margen del polémico proyecto constitucional.
“No se permitirá ninguna separación, ninguna división de Bolivia”, afirmó el mandatario en un acto de graduación de nuevos policías en La Paz.
“Aquí no hay autoritarismo ni dictadura”, sostuvo Morales al hacer un nuevo llamado al diálogo “sincero y honesto” con la oposición para que Bolivia siga cambiando y “deje de ser el último país de Suramérica”.
Las críticas del presidente estuvieron dirigidas especialmente a las regiones opositoras de Santa Cruz, Tarija, Beni y Pando, cuyas autoridades darán a conocer el sábado, los estatutos de autonomía que quieren aplicar en esos departamentos, y que han sido elaborados al margen del proyecto de nueva Constitución.
En la oriental Santa Cruz, la más grande y rica del país y feudo de la oposición a Morales, el consejo departamental se transformará en órgano legislativo y comenzará a elaborar una nueva base jurídica e institucional para la región, según publicó el viernes el diario cruceño El Deber.
Por su parte, el principal partido opositor Poder Democrático y Social (Podemos, derecha), los prefectos (gobernadores) de las cuatro regiones que apuestan por la autonomía y el de Cochabamba han denunciado que el proyecto constitucional, que aún debe ser sometido a referendo, es ilegal y amenazan con desacatarlo.
La oposición no tiene la posibilidad de apelar ese proyecto ante el Tribunal Constitucional debido a que el jueves sufrió la tercera dimisión en pocos meses, que lo dejó solo con dos magistrados que no alcanzan el quórum para su funcionamiento.
De su parte, la directiva de la Asamblea Constituyente, presidida por la indígena quechua Silvia Lazarte, entregará mañana la propuesta de Carta Magna a Morales, en un acto en la Plaza Murillo de La Paz.
El portavoz presidencial, Alex Contreras, detalló el viernes que esa entrega estará precedida de una gran marcha hasta la plaza en la que participarán más de 80 organizaciones indígenas y campesinas afines al mandatario.
Contreras remarcó que el Gobierno está actuando “en el marco de la ley” y que espera que los opositores hagan lo mismo mañana, al indicar que no se permitirán “actos vandálicos” en los cuatro departamentos que van a dar a conocer sus estatutos autonómicos.
Los embajadores acreditados en Bolivia, el Defensor del Pueblo, las iglesias católica y evangélica, los empresarios y la prensa expresaron el jueves su preocupación por la posibilidad de que en el país se desate una ola de violencia.
Los hechos violentos más recientes se produjeron en las últimas horas del viernes en Sucre, donde varios manifestantes quemaron un vehículo del Gobierno que intentaba transportar documentación de la Asamblea Constituyente.
Además, medios locales informaron que cuatro funcionarios del foro fueron retenidos por varias horas en el teatro que sirvió de sede a la Asamblea durante su mandato, con excepción de la sesión celebrada en un liceo militar de Sucre y de la última de Oruro.
En La Paz, el jueves por la noche hubo intercambio de insultos y gritos entre un grupo de jóvenes que reclamaban “paz” para Bolivia y simpatizantes del gubernamental Movimiento Al Socialismo (MAS).
Mientras, fuentes de la Organización de Estados Americanos (OEA) confirmaron a Efe que ya está en Bolivia un enviado especial de la entidad, Raúl Alconada, para coordinar la misión de observación electoral que se llevará a cabo dentro del proceso constituyente y analizar la situación política del país.
La visita de Alconada se produce después de que los prefectos de Santa Cruz, Beni, Cochabamba y Tarija y una delegación del Gobierno expusieran la semana pasada, por separado, en Washington ante la OEA los problemas por los que atraviesa Bolivia.


Pospuesta cumbre del Alba

La VI Cumbre presidencial de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA) que iba a celebrarse el domingo y lunes en Caracas, fue pospuesta para una fecha por decidir, informaron el viernes fuentes oficiales venezolanas.
Fuentes del Gobierno dijeron a Efe que “oportunamente” se informará de la fecha y lugar de celebración de la cumbre del ALBA, organización creada por el presidente venezolano, Hugo Chávez, como alternativa al Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), que promueve Estados Unidos.
Chávez afirmó el martes en Buenos Aires que los gobernantes de los países del ALBA (Bolivia, Cuba, Nicaragua y Venezuela), ajustaban “las agendas” para celebrar en Caracas el 16 y 17 de diciembre la reunión de alto nivel de dicho organismo comercial.
Una semana antes, el gobernante afirmó que “en los próximos días” se celebraría en la capital venezolana la Cumbre, con la asistencia de sus colegas de Bolivia, Evo Morales; Nicaragua, Daniel Ortega, y “seguramente” el vicepresidente de Cuba.
En declaraciones a los periodistas en Buenos Aires, Chávez señaló el martes que las fechas previstas para la Cumbre del ALBA coincidían con una visita a Bolivia del gobernante brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, por lo que se “ajustaban las agendas” de los mandatarios de los países que conforman el organismo.
En una visita de trabajo a Venezuela, Lula da Silva confirmó el jueves que el próximo domingo visitará Bolivia para reunirse con Morales y tratar cuestiones energéticas.
Chávez también ha confirmado que los próximos lunes y martes asistirá a la Cumbre del Mercosur que se celebrará en Uruguay, y que “luego, casi que directo de Montevideo” viajará a La Habana para participar en la Cumbre de Petrocaribe, sin dar más precisiones.
Ver comentarios