Moody’s revisa calificaciones a raíz de caída en materias primas
Enviar

Royal Dutch Shell Plc, Total SA y BP Plc, los tres mayores productores de petróleo de Europa, figuran entre las 175 compañías de energía y minería cuyas calificaciones crediticias fueron puestas en revisión para una potencial rebaja por Moody’s Investors Service después de recortar sus pronósticos correspondientes a los precios del crudo.

Las 120 compañías del sector de gas y petróleo incluyeron a Statoil ASA, Eni SpA y Schlumberger Ltd., en tanto Alcoa Inc. y Barrick Gold Corp. fueron algunas de las 55 empresas del sector minero, dijo Moody’s en comunicados este viernes.

La calificadora bajó las estimaciones para 2016 tanto en el caso del West Texas Intermediate como el Brent hasta $33 el barril, reduciendo los pronósticos para ambos referentes $7 y $10 respectivamente, mencionando los suministros aumentados de la OPEP y un crecimiento moderado del consumo.

“Aún en una hipótesis de recuperación moderada desde los precios actuales, las compañías productoras tendrán muchos menos flujos de caja”, dijo Moody’s en un comunicado refiriéndose a Shell, Total y Statoil. “La revisión de hoy para una rebaja considera que los fundamentos mucho más débiles en el sector tienen el potencial de justificar cambios en la calificación”.

Shell, Total y otras compañías petroleras se vieron afectadas por una caída de más del 75% en los precios del crudo en los últimos 18 meses en medio de una saturación global del suministro y en momentos en que la economía de China se desacelera. Shell, el mayor productor petrolero de Europa, prevé que la ganancia correspondiente al cuarto trimestre caerá por lo menos un 42%, dijo esta semana.

Cambio fundamental
En los metales, “la influencia desmesurada de China en el mercado de materias primas, sumada a la necesidad de recalibrar la oferta para hacer volver el sector a un equilibrio indica que no se trata de una caída cíclica normal, sino de un cambio fundamental que ejercerá un nivel de presión sin precedente sobre las compañías mineras”, dijo Carol Cowan, vicepresidenta sénior de Moody’s.

Las materias primas se desplomaron hasta mínimos plurianuales debido a la creciente preocupación de que el crecimiento desacelerado en China afecte la demanda desde la energía hasta los metales.

El inversor multimillonario George Soros dijo esta semana que la economía china se encamina a un aterrizaje difícil en una caída que agravará las presiones deflacionarias mundiales. Las perspectivas de más rebajas de la calificación intensifican la presión sobre un sector de recursos que encabezó las quiebras en 2015.

“Esto podría tener un impacto más amplio sobre las compañías con grado de inversión que sobre las de altos rendimientos”, dijo Raymond Chia, responsable de investigación crediticia para Asia.

Ver comentarios