Logo La República

Domingo, 18 de noviembre de 2018



GLOBAL


Moody´s enfurece a Europa

Redacción La República [email protected] | Jueves 07 julio, 2011



Moody´s enfurece a Europa
Brusca rebaja de nota de Portugal genera una ola de crítica
El Gobierno, los partidos, banqueros y empresarios portugueses rechazaron ayer en bloque el recorte de la calificación que asigna la agencia Moody's a la solvencia del país, por considerarlo injustificado, a la vez que reclamaron una respuesta a nivel europeo.
El euro cedía un 0,5% a 1,4351 dólares, luego de tocar su mínimo en una semana, ya que los inversores vendieron la moneda europea después de que los diferenciales de rendimiento de los bonos soberanos de Portugal, España e Italia sobre la deuda de referencia alemana se ampliaran en la sesión europea.
Los bonos portugueses cayeron en tanto los rendimientos sobre las notas a dos años aumentaron 157 puntos básicos hasta 14,5%. La prima de riesgo trepó de 801 a 865 puntos básicos por encima de los títulos alemanes a 10 años.
El rendimiento extra sobre los bonos de España a 10 años respecto de Alemania subió 12 puntos básicos hasta 259 puntos básicos y la brecha para Irlanda, el tercer país de la UE que recibió un rescate, se amplió 16 puntos básicos hasta 870. El margen de Italia aumentó 10 puntos básicos hasta 208, acercándose a un récord desde que rige el euro de 223 el 27 de junio.
La polémica en Portugal surgió ayer después de que Moody's decidiera rebajar el martes en cuatro escalones la nota de Portugal hasta "Ba2", un nivel equivalente a "bono basura", decisión que justificó por el "creciente riesgo" de que el país incumpla sus objetivos de reducción del déficit.
Las críticas portuguesas al funcionamiento de las principales agencias -Moody's, Fitch y Standard & Poor's- se suman a las de la Comisión Europea, que ayer recordó sus planes de presentar antes de final de año una propuesta para regularlas, y en la que no se descarta incluir la creación de un agencia de calificación europea.
Las críticas a la acción de la agencia de calificación de riesgo fueron generalizadas e incluso el primer ministro luso, Pedro Passos Coelho, la calificó de "un puñetazo en el estómago" para el país, en una declaración recogida por las cámaras de televisión durante su reunión con los presidentes de las patronales lusa y española.
Como consecuencia del recorte de la calificación, la presión sobre la deuda portuguesa se desbocó ayer y elevó los intereses que penalizan las obligaciones lusas a diez años en el mercado secundario hasta el 13,06%, dos puntos porcentuales más que a primera hora del martes y un nuevo máximo histórico desde la entrada en vigor del euro.
Este incremento disparó el diferencial entre el bono portugués y el alemán -utilizado como valor de referencia- hasta situarlo por primera vez por encima de los mil puntos base, equivalentes a diez puntos porcentuales.
Este ha sido el primer descenso de la calificación soberana portuguesa en este nuevo Gobierno conservador luso, ganador de las elecciones del pasado 5 de junio y que en sus primeros días al frente del país ha presentado un programa de gobierno que recoge y amplía los ajustes y reformas pactados con las instituciones internacionales a cambio del rescate.
El nuevo gobierno de Portugal, que asumió el mes pasado, tendrá que implementar un plan de austeridad como condición del plan de ayuda de la UE y el Fondo Monetario Internacional. Debido al aumento de la deuda y los costos de endeudamiento del país, Portugal siguió a Grecia e Irlanda en abril teniendo que solicitar un rescate.
Desde la jefatura del Estado, el presidente de Portugal, Aníbal Cavaco Silva, resaltó que "no hay una mínima justificación" para el recorte de la calificación llevado a cabo por Moody's".
Por el lado de la patronal, el presidente de la Confederación de Idustria Portuguesa ( CIP ), António Saraiva, se mostró muy crítico con las entidades calificadoras de riesgo.

Lisboa
Bloomberg y EFE