Montón de medidas lucha contra alza de tasas
Enviar

RESUMEN EJECUTIVO
Por primera vez en la historia, el Banco Central está comprando sus propios bonos, parte de una avalancha de medidas que el Estado está implementando para mantener bajas las tasas de interés en colones.
Se trata de la cuarta iniciativa de los últimos tres meses, adicional a la supuesta presión en los bancos públicos y los fondos de pensión de comprar los bonos del Gobierno, así como un cambio en la forma de calcular la Tasa Básica Pasiva.


La economía estaría afectada, por el aumento en el costo del financiamiento, que podría ser de hasta dos puntos, si no prosperaran algunas de estas medidas.
Las tasas de hecho han bajado durante el último año; sin embargo, sigue la presión hacia arriba, por la necesidad crónica del Gobierno de financiar sus pérdidas, que este año ascenderán a $3 mil millones.


Por primera vez en la historia, el Banco Central está comprando sus propios bonos en mercado secundario, parte de una avalancha de medidas que el Estado está implementando para mantener bajas las tasas de interés en colones.
El efecto de la compra tiende a presionar para arriba el precio de los bonos, ya que hay un nuevo oferente en el mercado, el cual por otra parte impulsa hacia abajo las tasas de interés.
El programa de recompras del Central, avalado desde octubre pasado, tiene un máximo de adquisición de hasta ¢150 mil millones y a la fecha ya consumió la mitad.
Se trata de la cuarta iniciativa de los últimos tres meses, adicional a la supuesta presión en los bancos públicos y los fondos de pensión de comprar los bonos del Gobierno, así como un cambio en la forma de calcular la Tasa Básica Pasiva.
En cuanto a la colaboración de otros entes estatales, hubo en los últimos meses una presión para no afectar el mercado, al exigir a los bancos públicos a incrementar sus compras de los bonos del Gobierno a las tasas actuales, de acuerdo con algunas fuentes cercanas al Estado.
Algo parecido sucedería con las operadoras de pensiones.
Otra iniciativa de esta índole fue la de provocar una rebaja en las tasas cobradas a los deudores en colones, al modificar la forma de calcular la Tasa Básica Pasiva.
Nadie sabe si cualquiera de estas medidas tendrá o no el efecto deseado.
De lo contrario, la economía estaría afectada en los próximos meses por una alza en las tasas, dada la necesidad del Gobierno de captar los fondos que necesite para su operación.
Podría ser de hasta dos puntos, con base en los resultados actuales del mercado secundario.
Se trata del financiamiento del déficit de este año, de unos $3 mil millones, mientras la deuda ascenderá a unos $25 mil millones, lo cual representa más del 40% del valor de la producción nacional.

201603062309560.Imagen1.jpg


Ver comentarios