Enviar

Corporación la integran 420 pequeños y medianos accionistas costarricenses

Monteverde surge entre innovación y armonía con el ambiente

• Compañía destaca en productos finos, y con la adquisición del 51% de LekkerLand en el mercado gourmet
• Sus ventas ascienden este año a $14 millones; en 1990 eran de $3 millones

Oscar Rodríguez
[email protected]  

Establecer una empresa que cumpla con los estándares más altos de respeto al medio ambiente sin dejar de lado el fin comercial, no es una tarea fácil. Se requiere una inversión considerable en maquinaria y capacitación, además de una cultura ecológica.
El panorama es más complicado si se trata de una compañía dedicada a la generación de productos alimenticios finos, con un alto valor agregado, con su planta de producción ubicada a más de 200 kilómetros de su principal mercado meta, a una altura de más de 2.500 metros y como único acceso una carretera de lastre muy pedregosa.
Las condiciones para ser una firma de vanguardia, innovadora y armónica con el ambiente son difíciles. Sin embargo, Corporación Monteverde S.A. consiguió dicho objetivo y logró amoldarse a una comunidad rigurosa en cuanto al respeto de la naturaleza, su principal carta ante el turismo.
La compañía, fundada en 1953, ha conseguido adaptarse a las condiciones de los tiempos y su propia situación geográfica, pues se ubica en las montañas de la Cordillera de Tilarán.
Al inicio se promovió la producción de leche. Pero por las condiciones hostiles del camino era difícil trasladar el líquido a San José. Por esa situación se decidió producir queso. El mismo año en que se estableció la fábrica se introdujo la tecnología de pasteurización en Costa Rica con el queso gouda Monteverde.
Actualmente, está entre las principales compañías costarricenses de productos finos. Dicha característica de calidad se incrementó, en 2005, con la compra del 51% de las acciones de LekkerLand, firma dedicada a productos gourmet de alta calidad.
La diversificación se dio algunos años antes, en 1997, cuando se creó Cárnicos de Monteverde en Chomes, Puntarenas. También compraron la distribuidora Caroma y posee la Inmobiliaria San Luis, además de un restaurante, el parque temático MegaFauna y una galería de historia natural.
Por ahora produce 24 variedades de quesos madurados hasta por 12 meses, natilla, caramelo, mantequilla, helados, dips, salsas de quesos y 30 productos cárnicos. En promedio, mensualmente procesa 190 mil kilos de derivados de lácteos y 40 mil kilos de carnes.
Las ventas de la compañía se han incrementado con el paso del tiempo, pues en 1990 facturó $3 millones; mientras que para este año se prevé un cierre con $14 millones. La mayoría de su artículos comestibles se colocan en el país; pero tiene diez años de exportar a Nicaragua. En la mira de nuevos mercados están Panamá, Honduras, Guatemala y el Caribe. La meta a largo plazo es ingresar a Estados Unidos.
Entre sus clientes internos están los restaurantes Quiznos, McDonald’s, Burger King y Papa John’s,
José Luis Vargas, gerente general de Corporación Monteverde, considera que los productos de la empresa tendrán mucho éxito entre consumidores estadounidenses e incluso europeos por el desarrollo en concordancia con la naturaleza.
“Operamos con un sistema biológico de tratamiento de aguas residuales, tanto en la planta de quesos como en la granja, el cual permite la depuración de las aguas garantizando así que no se contamine el ambiente”, subraya el empresario.
Entre otros pasos de la innovación ambiental está que el suero de desecho de la fabricación de los quesos, se mezcla con alimento para cerdos. Además, los envases plásticos que usan son oxobiodegradables. Esta tecnología permite que se deshagan en cinco años; el plástico normal requiere alrededor de 400 años en dicho proceso.
Los 195 empleados de Corporación Monteverde mantienen vivo el espíritu ecologista de sus fundadores, nueve familias cuáqueras de Alabama, Estados Unidos. En 1970, los extranjeros permitieron que lecheros de la región se aliaran a través de una sociedad anónima.
Su conformación actual es de 420 pequeños y medianos accionistas todos costarricenses. Un 50% son productores de leche, un 12% empleados de la empresa y un 38% vecinos de la zona y familiares de productores y empleados. La firma mantiene la política de que ninguno de sus asociados puede adquirir más del 5% de las acciones.
La leche para sus artículos alimenticios se adquiere de 250 medianos y pequeños finqueros de Monteverde, Bijagua de Upala y Guayabo de Bagaces. El 70% de la carne se adquiere de la granja porcina propia y el resto del mercado nacional.
Además, durante cuatro años consecutivos han obtenido la Bandera Ecológica del Ministerio del Ambiente, el galardón a la innovación en 2005 de la Cámara de Comercio y el premio al producto innovador Expohore 2007 por su Choco Cheese.

Ver comentarios