Montero arruinó el clásico del mejor fútbol
José Andrés Salvatierra y Daniel Colindres demostraron razones para ser convocados a la Selección. Imagenesencostarica.com/La República
Enviar

Si bien el pésimo arbitraje del réferi Ricardo Montero opacó el espectáculo que brindaban Alajuelense y Saprissa en el Morera Soto, ambas escuadras mostraron su mejor fútbol en las seis fechas que tiene el campeonato nacional.

Los morados fueron los primeros en mostrar sus armas, y también sorprendieron con el planteamiento; el ingreso de Juan Bustos Golobio en la medular por Marvin Angulo fue acertado. El número 10 venía de un bajón en su nivel y una enorme presión en su espalda por parte de la afición.

Golobio se conectó inmediatamente con sus compañeros en la media cancha, especialmente con Mariano Torres y Ulises Segura.

De esta forma los saprissistas consiguieron monopolizar el balón y superaron la línea del medio campo manuda que tardó unos 35 minutos en acomodarse. Si el jugador rojinegro más importante fue Patrick Pemberton, esto habla bien de la ofensiva tibaseña.

Saprissa volcó su ataque al costado izquierdo como es usual, especialmente con Colindres que alza la mano para jugar minutos en la Selección blindada del técnico patrio Óscar Ramírez.

La participación hasta ese momento del meta Kevin Briceño fue nula, durante media hora paseó en su área.

No obstante, pasada la media hora, los manudos se ajustaron al planteamiento de su técnico Wilmer López.

Utilizar a McDonald y Jiménez en punta fue una estrategia perspicaz. Le bastó un partido a Jonathan para sentir el acompañamiento de un compañero suyo. Si bien Cascante neutralizó al joven atacante manudo, esto le dio la oportunidad a Mac de buscar el uno a uno ante Moura, quien no pudo contra la velocidad del ariete rojinegro. Las constantes faltas y la expulsión son claro ejemplo de la incapacidad de marcar al máximo goleador manudo en clásicos.

Kenner Gutiérrez se vio perdido por momentos, olvidó jugar la línea con sus defensores y habilitó a Bengtson y Ramírez por seguir el balón, aunque será cuestión de tiempo para que el zaguero se acomode a su zona preferida de la cancha.

Luis Miguel Valle también revivió tiempos pasados en la contención y lo hizo de buena manera. Además Luis Diego Sequeira dejó esa zona y tomó el costado derecho, esta vez con mayor llegada y con más facilidad de ir perfilado al remate de larga distancia que es una de sus principales fortalezas.

Con dos delanteros en punta, los balones sueltos o segundas pelotas tendrán mayor facilidad de caer en piernas alajuelenses, como lo hizo McDonald en la primera anotación.

Con este resultado se empareja la tabla y con el partido de mañana, la Liga podría subir al segundo lugar de la clasificación en un parpadeo.
 

Ver comentarios