Montará OTAN en 2015 nueva misión en Afganistán
Enviar
Montará OTAN en 2015 nueva misión en Afganistán

La cumbre de la OTAN mantuvo ayer el rumbo fijado para que la mayor parte de sus tropas salgan de Afganistán para finales de 2014, aunque lanzará una nueva misión en ese país a partir de 2015 encargada de formar y asesorar a las fuerzas de seguridad afganas.
Afganistán centró el segundo y último día de reuniones de esta cumbre, que trataron tanto por el proceso de retirada como por el lanzamiento de la nueva misión, pasando por la financiación de las fuerzas afganas o la reapertura de las rutas de suministro por Pakistán.

El anuncio del nuevo presidente francés, Francois Hollande, de que retirará a sus fuerzas de combate para finales de este año (es decir, con dos años de adelanto sobre lo previsto inicialmente), no ha generado una carrera hacia la salida por parte de otros países.
Los jefes de Estado y Gobierno aliados acordaron iniciar a mediados de 2013 la quinta y última fase del proceso de transición en Afganistán, pero eso "no supone una aceleración" de la salida de las tropas internacionales, según aseguró el secretario general de la Alianza, el danés Anders Fogh Rasmussen.
Por si acaso, Rasmussen recalcó que hasta finales de 2014 las tropas que queden desarrollarán misiones de combate si es necesario.
"Nuestra coalición está comprometida con este plan de llevar la guerra de Afganistán a un final responsable", recalcó el presidente estadounidense, Barack Obama.
Además de mantener el calendario de salida, la cumbre de Chicago confirmó el lanzamiento de una misión más pequeña, a partir de 2015, cuyos integrantes no realizarán tareas de combate.
"Estamos dispuestos a liderar una nueva misión de formación, asesoramiento y asistencia", indicó Rasmussen.
El presidente francés justificó la retirada de la mayoría de sus tropas en que "nuestra acción de combate ha terminado".
Añadió que "las tropas afganas van a tomar el control de la provincia de Kapisa" (donde está la gran mayoría de tropas galas, en el este del país), dentro de la tercera fase de transferencia de la responsabilidad de seguridad.
Hollande explicó que se trata de un proceso natural: "hay una transición que está prevista. Para otros la transición ya ha terminado y han retirado sus fuerzas de combate".
España, por su parte, hará una contribución "razonable" a la seguridad de Afganistán a partir de 2015, señaló por su parte el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, quien sin embargo no detalló el nivel de esa aportación.
Rajoy garantizó que España seguirá contribuyendo en el futuro para que el trabajo de la última década "sirva para algo".
La Alianza no ha calculado aún cuántos soldados podría haber en la nueva misión, ya que la cifra dependerá de la evolución de la situación y todavía quedan dos años y medio para elaborar la planificación.
Mientras los actuales 132.000 soldados de ISAF se van reduciendo de forma progresiva hasta finales de 2014, el número de soldados y policías afganos irá creciendo hasta alcanzar los 350.000.

Chicago/EFE

Ver comentarios