Enviar
Monopolio de Pemex podría terminar


Ciudad de México -- Petróleos Mexicanos, el mayor productor de crudo de Latinoamérica, podría perder su monopolio de 69 años de antigüedad sobre refinación y oleoductos porque el presidente mexicano Felipe Calderón está presionando a la empresa para que frene la caída en la producción y reservas de crudo.
Un plan que está estudiando la comisión de Energía del Senado permitiría a compañías petroleras operar oleoductos, refinerías y distribuir productos petroleros en México, dijo el senador Rubén Camarillo, miembro del Partido Acción Nacional de Calderón.
La exploración petrolera de Pemex se ve afectada por la falta de fondos. Aun cuando el crudo está cotizando en niveles cercanos a precios récord, el presupuesto de la compañía se ve reducido por las reparaciones a infraestructura en deterioro e impuestos que debe pagar, que ascienden a más de la mitad de sus ventas. Reducir el papel de Pemex en refinación, oleoductos y distribución de combustible liberaría efectivo en el tercer proveedor de crudo a Estados Unidos, dijo Camarillo.
“Creemos que hay una gran oportunidad para la participación de la iniciativa privada siempre y cuando se sujete al concepto de que Pemex no se privatice”, dijo Camarillo en una entrevista el 14 de diciembre en la Ciudad de México. “Nosotros vemos ductos, transportación, distribución y almacenamiento, que son áreas que están rezagadas”.
Permitir que compañías privadas desempeñen un mayor papel en la industria petrolera, controlada por el Estado, es una de las principales metas del partido de Calderón. La secretaria de Energía, Georgina Kessel, dijo la semana pasada que la producción de crudo de México podía caer un tercio para el 2016 a menos que los legisladores relajen las reglas de Petróleos Mexicanos.
La comisión de Energía podría proponer cambios en hasta diez leyes de petróleo y gas, como el nombramiento de miembros independientes a la junta directiva de Pemex, dijo Camarillo y otro miembro de la comisión, Arturo Núñez, del Partido de la Revolución Democrática de la oposición.
Las reservas comprobadas de petróleo en Pemex cubrirán nueve años de producción a los niveles actuales. La compañía no cuenta con la tecnología requerida para extraer petróleo de pozos marítimos localizados a más de 1.500 metros de profundidad, en donde se encuentra la mayoría del crudo de México.
El plan de Calderón enfrenta la oposición del Partido de la Revolución Democrática, que dice que los impuestos cobrados a Pemex, que equivalen a 57% de las ventas, deben ser reducidos a fin de que la compañía pueda invertir en producción, refinación y otras áreas. Pemex genera cerca de 40% de los ingresos del gobierno.
“Hay quienes dicen que no hay para ductos, que no hay para refinerías”, dijo Núñez en una entrevista el 17 de diciembre. “Esto es falso. El problema es el gobierno federal”.
Camarillo dijo que la comisión no ha hablado de enmendar la Constitución, que prohíbe que compañías distintas a Pemex posean yacimientos de petróleo y gas. Kessel y el director general de Pemex, Jesús Reyes Heroles, han dicho que la empresa necesita alianzas para poder explorar y producir a partir de sus depósitos en aguas profundas.
“Hay muchas compañías que operan en el Golfo de México que tienen tecnología con la que Pemex no cuenta”, dijo Reyes Heroles en una entrevista con Radio Fórmula de la Ciudad de México.
Ver comentarios