Enviar
Ayer, presidente Arias sancionó ley de apertura que culmina 59 años de exclusividad del ICE
Monopolio de telecomunicaciones llegó a su fin

• Instituto promete 1,5 millones de líneas móviles y servicio prepago para primer trimestre de 2009
• Entidad planea invertir $300 millones anuales por cinco años para fortalecer telecomunicaciones

Carlos Jesús Mora y Danny Canales
[email protected]
[email protected]

El 4 de junio de 2008 no pasará inadvertido en la historia del país.
A lo mejor dentro de unas cuantas décadas las futuras generaciones deberán estudiar en sus clases de historia sobre el melodrama por el cual pasó Costa Rica antes de aprobar la apertura del sector de las telecomunicaciones, en el que las protestas de 1998 —por el sonado Combo— y el referéndum sobre el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos (Cafta), fueron hechos que cambiaron al país debido a un monopolio que ayer —después de 59 años— quedó borrado de tajo con la firma de una ley.
“En nombre del Presidente de la República, y el mío propio les doy las gracias por acompañarnos en una de las actividades más importantes de la presente administración, no solo por el salto competitivo que implica, sino también porque simboliza el abandono de ciertos prejuicios ideológicos que no hacían más que atar a Costa Rica a un pasado que ya nunca más habrá de volver”, exclamó Rodrigo Arias, ministro de la Presidencia, al sellar la suerte de una competencia que ahora se abre, y que pone al Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) a mover sus fichas para enfrentar a los nuevos jugadores del mercado.
En ese sentido el Instituto inició ayer el concurso para adquirir una nueva red de telefonía celular de Tercera Generación (3G) e impulsa la compra del equipo necesario para ofrecer el servicio de telefonía celular e Internet prepagados. La meta de la entidad es brindar ambos servicios en el primer trimestre de 2009.
La prisa del ICE responde a que en cualquier momento ingresa al país la primera compañía que buscará arrebatarle parte del mercado de las telecomunicaciones, luego de que el Poder Ejecutivo sancionara ayer la ley que rompe el monopolio en ese sector.
Con la compra de equipo que desarrolló, el Instituto pretende superar el rezago que registra en materia de telecomunicaciones. El reto de la institución es invertir $300 millones anuales durante los próximos cinco años para llegar al punto de desarrollo óptimo, de acuerdo con Pedro Pablo Quirós, su presidente.
Las acciones emprendidas por la entidad parecen ir en el sentido correcto, pues un estudio de la firma argentina Signals Telecom Consulting, cuyas conclusiones principales fueron facilitadas a LA REPUBLICA, destaca que la institución debe invertir en mejorar la demanda insatisfecha de líneas celulares y ofrecer servicios prepagados.
Inclusive el análisis señala que las empresas multinacionales Millicom, América Móvil, Telefónica y Digicel muestran especial interés en incursionar en el mercado local con una agresiva oferta de tarjetas prepagadas y promociones que incluyen líneas y terminales, para tratar de cautivar a los costarricenses.
Para contrarrestar la estrategia de las multinacionales el ICE publicó ayer el cartel de licitación del proyecto para arrendar —de forma directa— con derecho a compra una nueva red móvil de 1,5 millones de líneas, por $1.250 millones. Las empresas interesadas tendrán tiempo hasta el 2 de julio para presentar sus ofertas.
Originalmente la nueva tecnología celular se pretendió comprar mediante el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE); sin embargo, debido a una serie de objeciones de la Contraloría que atrasarían el concurso, se le concedió el aval al ICE para que contratara la red de forma directa y agilizar el proceso.
Con la nueva red celular la entidad ampliará del 35% a más del 60% la densidad nacional de telefonía celular, destacó Quirós.
Paralelamente se gestiona la compra de la plataforma para ofrecer el servicio prepago a unos 2,5 millones de clientes. En ese sentido, los técnicos del Instituto recomendaron —de acuerdo con una propuesta de la cual LA REPUBLICA tiene copia— adjudicar la plataforma a la firma sueca Ericsson por $12,1 millones.
“La ratificación de la empresa se daría la próxima semana y se iniciarán los trabajos para ofrecer el servicio prepago lo más pronto posible”, afirmó Claudio Bermúdez, subgerente de Telecomunicaciones del ICE, quien, sin embargo, dijo desconocer el documento que recomienda contratar el equipo a Ericsson.
La Ley General de Telecomunicaciones, sancionada ayer por el Ejecutivo, establece las especificaciones de la apertura, por lo que ahora resta nada más que el texto sea publicado en el diario oficial La Gaceta para su entrada en vigencia, lo que podría darse el próximo martes.
La Ley General de Telecomunicaciones fue debatida por más de dos años en el plenario.
Su primer debate fue el 30 de abril, posteriormente el texto fue sometido a una consulta facultativa en la Sala IV, donde fue declarada constitucional, los diputados le dieron segundo debate el 14 de mayo anterior.
En el texto se establecen las especificaciones sobre la apertura del mercado y la competencia, sin embargo la legislación debe complementarse con la aprobación de la Ley de Fortalecimiento del Sector de las Telecomunicaciones, la cual es analizada por los magistrados de la Sala Constitucional.












Ver comentarios