Monedas de mercados emergentes rebasan al G-7
Enviar
Monedas de mercados emergentes rebasan al G-7

Nueva York- Los operadores de opciones cambiarias están demostrando que las economías emergentes se han vuelto más seguras en relación con los países desarrollados que en ningún otro momento en casi dos años.
La volatilidad implícita de las monedas de los siete mayores países en desarrollo bajó a 10% en marzo en comparación con 11,4% la de los países industrializados, según índices de JPMorgan Chase & Co.
Se trata de la brecha más amplia desde julio de 2008. En lo que va del año, ocho de las 10 monedas de mejor desempeño son de mercados emergentes.

El déficit de presupuesto récord de Estados Unidos, el rescate europeo de Grecia y la perspectiva de un Parlamento dividido en el Reino Unido están aumentando el riesgo de pérdidas en dólares, euros y libras.
En los mercados en vías de desarrollo, el déficit bajó a un tercio del nivel de los países avanzados este año, y las economías están creciendo el doble de rápido que la de Estados Unidos, dice el Fondo Monetario Internacional.
“La percepción mundial de riesgo está cambiando”, dijo Jerôme Booth, que colabora en la gestión de $32 mil millones en activos de mercados emergentes como director de investigaciones en Ashmore Investment Management Ltd. en Londres. “Hay que estar en los lugares no apalancados, y eso significa en los mercados emergentes. Este es el comienzo de una tendencia. El alza de los mercados emergentes apenas comienza”.
La tendencia es distinta a la de hace tres años, cuando la volatilidad históricamente baja se vio impulsada por inversores que subestimaron los riesgos del apalancamiento. Ahora la volatilidad está bajando en los mercados en desarrollo al tiempo que países como China y Brasil encabezan la recuperación mundial, mientras que los crecientes déficits en el Reino Unido y Estados Unidos debilitarán las monedas de esos países, dijo Booth.
Hace treinta años, las monedas de los mercados emergentes eran las que más fluctuaban por las crisis de deuda y la hiperinflación. México incumplió el pago de su deuda en 1982, mientras que la crisis financiera asiática que comenzó en 1997 arrasó con un tercio de la economía de la región.

Ver comentarios