Moneda electrónica fortalece lavado
Enviar

Bitcoins no son respaldadas por ningún país

Moneda electrónica fortalece lavado

Caso de Liberty Reserve pone en evidencia la necesidad de una normativa

Cuando hablamos de dinero se puede pensar en billetes, monedas y tarjetas de crédito, recientemente de cuentas electrónicas y pagos por Internet, pero desde 2009 existe una moneda llamada Bitcoin que mueve miles de millones por todo el mundo.
Esta moneda electrónica permite que las transacciones se realicen entre países, comercios y personas de manera veloz y prácticamente imposible de localizar.
Las investigaciones realizadas en Costa Rica que permitieron desarticular a Liberty Reserve este año por uno de los mayores escándalos de lavado de dinero del mundo, revelaron que las monedas electrónicas son los medios con los cuales se realizaba gran parte de las transacciones.
Regular este sistema de monedas digitales por medio de una ley es una solución que podría fortalecer al sistema judicial del país de cara a posibles casos de lavado de dinero en el futuro.

201308132303150.n444.jpg
La aparición del dinero digital representó también en los últimos años el crecimiento de empresas como E-Gold, Liberty Reserve y Gold Money cuestionadas por facilitar el ingreso de capitales provenientes de apuestas ilegales, pornografía infantil y narcotráfico al sistema.
Las Bitcoins son un sistema creado mediante una serie de códigos que permiten ocultar al dueño de la cuenta y a quien deposita o transfiere dinero, ya que las identificaciones en el sistema están compuestas por una serie de 33 números y letras distintos.
Estos códigos y las numerosas transacciones que se realizan constantemente y en pocos segundos durante una hora o un día dificultan la labor de investigación de las autoridades.
El sistema implementado por Liberty Reserve permitió que se evadieran los controles financieros y bancarios en más de 17 países.
Al momento en que fue desarticulada el 28 de mayo anterior por las autoridades de Estados Unidos, esta firma de transacciones digitales contaba con más de un millón de usuarios que movían su dinero por medio de los servicios que ofrecía Liberty Reserve.
Como los Bitcoins son una moneda que funciona sin el apoyo ni el reconocimiento legal de algún país y al margen de los controles del Fondo Monetario Internacional, el dinero electrónico debe ser convertido en dinero real.
Sin duda alguna, el uso de Bitcoins como medio de pago y como mecanismo de transferencias debería ser regulado en el país por una ley, la experiencia de Liberty Reserve demuestra que es una actividad que debería contar con normativa.
Además, de esta forma se podrían establecer sanciones y procedimientos en caso de que alguna empresa o personas utilicen este moderno sistema para legitimar capitales en adelante.

201308132303150.n44.jpg

Manuel Avendaño
[email protected]

Ver comentarios