Enviar

El regreso de los pasteles

Una de las tendencias primavera-verano 2011 saca a relucir su cara más romántica

La suavidad de las telas, la posibilidad de utilizar vestidos volados o apostar por complementos pequeños que reduzcan el impacto inicial, es una de las tendencias que marcan las colecciones presentes en las tiendas, correspondientes a la primavera-verano 2011.
La idea es tener una imagen fresca, cuyo atractivo está en la sutilidad y no en los accesorios, colores o cortes llamativos.
Es así como los tonos pastel adquieren protagonismo combinados con el gris y blanco, dando como resultado una paleta suave, tierna y romántica.
Para la oficina, ideales. Combínelos con piezas en cuero o con zapatos en dorado.
Procure utilizar detalles no contundentes pero sí originales, como una faja con tachuelas, una pañoleta o unas pantys con dibujo, lazos o diademas diminutas.
La propuesta es de Naf Naf.

Ver comentarios