Mitsubishi repunta con nuevos modelos
Enviar
Mitsubishi repunta con nuevos modelos

Tokio -- Mitsubishi Motors Corp. perdió alrededor de tres cuartos de su valor de mercado en el 2004 en medio de llamados a reparaciones o retiros del mercado de vehículos vinculados con dos siniestros mortales. Ahora, las acciones pueden subir hasta 34% conforme su crecimiento de ventas supera el de Toyota Motor Corp.
Mitsubishi Motors, que casi se derrumbó hace tres años cuando su antigua filial de camiones admitió haber encubierto defectos, registró un aumento de 14% en ventas globales en el trimestre pasado en comparación con 3,4% de Toyota. La compañía automovilística está ganando compradores con sus sedanes Lancer de estilo renovado y su pequeño todoterreno Outlander.
“Los modelos nuevos que salieron recientemente son lo suficientemente atractivos y singulares como para atraer clientes”, dijo Hitoshi Yamamoto, quien gestiona $1 mil millones en acciones japonesas como director general de Commerz International Capital Management (Japan) Ltd. en Tokio. “Mitsubishi Motors está en una posición mucho mejor ahora que hace algunos años, cuando todos creían que quebraría”.
Las ventas crecientes en Estados Unidos y Europa ayudarán a aumentar a más del doble el ingreso neto a 20 mil millones de yenes ($173 millones) este año fiscal, pronostica la compañía automovilística de Tokio. El beneficio de la empresa para los 12 meses al 31 de marzo fue el primero que tuvo en cuatro años.
El analista de Nikko Citigroup Noriyuki Matsushima, en un informe del 31 de julio, predijo que las acciones pueden llegar a 220 yenes el año próximo. Descendieron 1,2% a 161 yenes al cierre de las operaciones en el Mercado de Valores de Tokio y han bajado 18% para el 2007.
“La compañía ha estado recuperando la confianza del público mejorando la calidad”, dijo Koichi Ogawa, quien colabora en la supervisión de $28 mil millones en Daiwa SB Investments Ltd. en Tokio.
Mitsubishi Motors prevé ventas globales de 1,32 millones de vehículos este año comercial, lo que supone un aumento de 7,4%. Aun así, ello sería menos de los 1,53 millones en el año concluido en marzo del 2004, cuando la compañía comenzaba a deslizarse hacia lo que sería casi su colapso.
Para marzo de 2005, Mitsubishi y la antigua división de camiones Mitsubishi Fuso Truck & Bus Corp., ahora de propiedad mayoritaria de DaimlerChrysler AG, llamó a reparaciones o retiró del mercado 2,87 millones de vehículos por defectos. El Ministerio de Tierras, Infraestructura y Transporte mencionó los defectos en dos accidentes mortales de camiones, y Fuso dijo que ex funcionarios habían ocultado defectos en las cámaras de embragues de vehículos. Mitsubishi Motors también admitió no haber informado todos los defectos conocidos en un retiro del mercado en el 2000.
Las ventas de la empresa automovilística cayeron 14%. Según las pérdidas en un periodo de tres años llegaron a 782 mil millones de yenes, la compañía tuvo que buscar rescates financieros en dos ocasiones. DaimlerChrysler, que compró 37% de la automovilística en el 2000 y 2001, se negó a participar de un rescate en el 2004 y luego abandonó su cuota.
Las acciones de Mitsubishi Motors se desplomaron a un mínimo histórico de 76 yenes el 4 de agosto del 2004, con una baja de 77% desde su apogeo menos de cuatro meses antes. La compañía suspendió la publicidad televisiva en Japón por tres meses y compró espacio de anuncios en 62 diarios en septiembre para pedir disculpas.

Ver comentarios