Enviar
Mitos sobre las entrevistas laborales
Si tiene una entrevista de trabajo, procure que fluya, que no sea un encuentro mecánico

Melissa González
[email protected]

Con tantas listas de lo que se debe y no se debe hacer durante una entrevista, se han creado ciertos mitos que podrían perjudicar a los interesados en adquirir un nuevo empleo.
Incluso, para muchos entrevistadores con experiencia todos estos trucos son ya conocidos y pueden crear un ambiente mecánico.
“Un reclutador siempre busca en una entrevista validar la información del currículum de la persona y sobre todo que calce con el perfil buscado, por eso es importante no exagerar o poner datos que no son reales en el resumen”, comentó Juan Carlos Rodríguez, gerente general de Tecoloco.com Costa Rica.
Se recomienda demostrar seguridad y confianza, además se valoran la presentación personal y la puntualidad.
“Como entrevistadora evalúo la estabilidad laboral, la iniciativa, creatividad, claridad de ideas, así como la expresión corporal, habilidad para responder las interrogantes planteadas de manera directa, precisa, sin perderse, o saltar a temas que nada o muy poco tienen que ver con la entrevista, además que haga preguntas de interés sobre el puesto”, comentó Abbie Rodríguez, gerente de Selección y Reclutamiento de Gildan.
Lo importante es que sea usted mismo y por supuesto que se prepare para la importante cita.



Mitos


Escribir lo bueno. Un buen entrevistador o reclutador busca datos concretos, es decir que sea puntual en cuanto a las gestiones realizadas y cómo estas dieron resultados, debe enlistar logros y proyectos alcanzados, no es la cantidad lo que cuenta sino la calidad.

Cuanto más información más interesante. Cuando envíe un currículum en respuesta a un anuncio es recomendable enviar uno resumido con información clave, en caso de que sen citado a una entrevista puede llevar uno más extenso.

Llevar una lista de preguntas. Es cierto que siempre debe estar preparado, eso incluye desarrollar preguntas, se dice que el mito es que usted debe esperar su turno para hablar, esperar a que quien lo entrevista le consulte si tiene alguna pregunta se vuelve un interrogatorio en lugar de una conversación.

No mostrar debilidad. Todos tienen defectos, de hecho en la mayoría de las entrevista piden que se nombre uno. Algunas veces se recomienda evitar esta pregunta con defectos positivos, pero debe tener presente que es un truco conocido por los reclutadores, ellos prefieren contratar a alguien honesto.

Decir todas las fortalezas. Más que hacer una lista de sus habilidades, se recomienda decir qué logró aplicándolas.

Fuente: Abbie Rodríguez, gerente de Selección y Reclutamiento de Gildan y yahoo.com
Ver comentarios