Foto 1
La noticia de su muerte hizo que manifestantes enojados salieran a la calle a golpear cacerolas y gritar “asesinato” en la Plaza de Mayo y la Quinta de Olivos, residencia oficial de la presidencia. Bloomberg/La República
Enviar
Ver comentarios