Foto 1
Enviar

La Reserva Federal arrojará más luz esta semana sobre los riesgos tanto de elevar las tasas de interés en medio de la incertidumbre global como de dejarlas nuevamente en suspenso conforme la perspectiva para la economía de Estados Unidos mejora.
Las minutas de la reunión del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por su sigla en inglés) celebrada los días 26 y 27 de abril se publicarán hoy por la tarde.
Varios presidentes de Feds regionales dijeron la semana pasada que era posible un movimiento en junio o julio, aunque no hubo ningún comentario público reciente de la presidenta del organismo, Janet Yellen, o de su segundo, Stanley Fischer.
Yellen hablará en la Universidad de Harvard el 27 de mayo y Fischer hará comentarios el jueves en Nueva York.
Los inversores ven menos de un 23% de probabilidades de que la Fed eleve las tasas en alguna de sus dos próximas reuniones, según lo que reflejan los precios de los futuros de los fondos federales.
Las minutas mostrarán cuántos estrategas querían aumentos de las tasas, contra los que defendían actuar con cautela.
También podrían desatar un debate sobre los riesgos para las perspectivas económicas mundiales y de Estados Unidos.
“La declaración de la FOMC en abril fue un intento del comité de nivelar un poco las probabilidades de un movimiento en junio”, dijo Stephen Stanley, economista jefe en Amherst Pierpont Securities LLC en Nueva York. “No estaban listos para decir que querían hacerlo en junio, pero consideraron que las probabilidades que se reflejan en los precios de junio eran demasiado bajas”.
Al concluir su reunión de los días 26 y27 de abril en Washington, el FOMC dejó la tasa de referencia intacta, pero actualizó la declaración sobre políticas eliminando una referencia a la "evolución económica y financiera mundial" como riesgo presente. No hubo conferencia de prensa después de esa reunión.
El FOMC ha mantenido la tasa de los fondos federales sin cambios en la banda de 0,25% a 0,5% desde que la elevó en diciembre por primera vez en casi diez años.
En marzo, los funcionarios pronosticaron que los estrategas subirían las tasas este año, pero los inversores ven un solo movimiento.
Una razón para este escepticismo son los registros contradictorios de la economía de Estados Unidos en lo que va de 2016, con altibajos en el gasto del consumidor a pesar de la constante creación de empleo, en tanto la medida favorita de la Fed para la inflación sigue por debajo de su meta de 2%, aunque podría empezar a subir.
Los precios al consumidor, que no son un objetivo de la Fed, subieron 0,4% en abril frente al mes anterior, el mayor avance en tres años, mostraron datos del Departamento del Trabajo el martes.
Los mercados financieros también han sido volátiles, en especial en los tres primeros meses del año, ya que se redujeron los pronósticos de crecimiento mundial.

 

Ver comentarios