Enviar
Luis Fishman, diputado del Partido Unidad Social Cristiana, considera que los enemigos de la Caja están en la institución
“Ministra de Salud debe hacerse un haraquiri”
Seguridad social está en peligro porque hay quienes desean privatizar los servicios de salud, añade Fishman

La orden sanitaria del Ministerio de Salud que mandó cerrar los 15 quirófanos del Hospital San Juan de Dios fue la gota que derramó el vaso para Luis Fishman, diputado del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC).
El rojiazul presentó ante la fiscalía una denuncia penal contra María Luisa Avila, ministra de Salud; Ileana Balmaceda, presidenta ejecutiva de la Caja Costarricense de Seguro Social, y Eduardo Doryan, ex presidente de esa institución y actual presidente del Instituto Costarricense de Electricidad, al considerar que son los responsables de que la seguridad social del país esté en jaque.
Meses de espera para una operación o cita, carencia de profesionales, contrataciones millonarias a empresas privadas y un sistema de pensiones con diagnóstico reservado, son solo algunos de los problemas que enfrenta la Caja y que Fishman les achaca a dichos funcionarios, a quienes les recomienda que mejor renuncien por honor.
El socialcristiano considera que en los últimos años, “corrientes ideológicas de quienes nos han gobernado”, han promovido la privatización de la seguridad social y no duda en asegurar que muchos de los enemigos de la Caja, están en la propia institución.

¿Considera necesario abrir una investigación legislativa sobre la Caja?

He tenido una reunión con un grupo de médicos para determinar cuál es el camino a seguir, ya que el tema es sumamente grave. Estamos valorando si es una comisión investigadora, si es un planteamiento a la Presidenta, si son los sectores sociales o los sindicatos los que deben analizar la situación de la Caja a profundidad.

¿Hay mano peluda?

No le quepa duda de que así es. Dentro de la misma institución y del sector salud hay enemigos de la seguridad social, hay una mano peluda.

¿Qué pretenden esos enemigos?

Quieren privatizar los servicios de salud, lo mismo que hicieron con el Instituto Costarricense de Electricidad, ahora quieren hacerlo con la Caja, por medio de un deterioro paulatino de la institución.

¿Hace cuánto se viene atacando al sistema de seguridad social?

No le puedo decir con certeza, lo que sí es cierto es que en los últimos cinco años, corrientes ideológicas fuertes de quienes nos han gobernado, han procurado privatizar muchos de los servicios que da el Estado.

Siendo la presidenta Laura Chinchilla de ese mismo riñón liberacionista, ¿va ella por esa misma senda?

Hay varias corrientes ideológicas dentro de Liberación Nacional y me parece que ella no está en las que quieren privatizarla.

¿Y el incendio en el San Juan, fue casualidad o para encubrir algo?

El incendio no fue casual, nosotros presentamos la denuncia al Ministerio Público el lunes y tres horas después, se quemó la oficina donde estaba toda la documentación. Si un animal tiene cuatro patas, tiene cola y dice miau es un gato, y en esto del incendio del San Juan, hay gato encerrado. Por dicha los documentos que trataron de quemar, ya estaban en nuestro poder y ya los trasladamos a la fiscalía.

¿Por qué las voces de alerta suenan hasta ahora?

Los documentos que presentamos a la fiscalía sobre el San Juan de Dios son alertas que vienen desde 2005; sin embargo, no es hasta ahora cuando explota. María Luisa Avila, ministra de Salud y rectora del sector salud durante los últimos años, manda cerrar los quirófanos, a pesar de que arreglarlos era su responsabilidad.

¿Se podría decir que existe despreocupación por parte de los funcionarios que tenían bajo su cargo la responsabilidad de tomar esas decisiones?

Por supuesto que hay desinterés, por esa misma razón hemos llevado la denuncia al Ministerio Público, ya que es momento de que se sienten responsabilidades.

¿Debe renunciar la señora Ministra ya que ella conocía del tema como ex rectora del sector durante la administración anterior?

Por menos en muchos países se hubieran hecho un haraquiri, pero no solo la Ministra de Salud, sino también la señora Balmaceda y el señor Doryan, entre muchos otros funcionarios.

¿Qué tipo de delito cabría sobre los responsables?

Eso es un tema que le corresponde determinar al Ministerio Público, pero la violación al deber de probidad por parte de los funcionarios, podría implicar penas de dos a ocho años de prisión para aquellos servidores que por ineficiencia o incapacidad, pueden generar problemas públicos grandes. En ese sentido, creo que estamos en una situación de ese tipo.

¿Es el mejor estrado la fiscalía para sentar responsabilidades?

El Ministerio Público está ajeno a la política, ya que una comisión investigadora o una comisión de notables podría encubrir las cosas. Lo mejor es plantear los hechos reales, como yo lo he hecho en la fiscalía, para que se determine si hay sanciones penales.

Desde el punto de vista político, ¿qué se puede hacer?

Creemos que es necesario un planteamiento global. En el país todo se está desgranando porque estamos a merced de la improvisación, yo he conversado con la señora Presidenta de este tema y la otra semana, cuando me reúna con ella, voy a hacerle un planteamiento. Creo que es necesario establecer políticas de largo alcance. Es necesario hacer una reingeniería de la seguridad social.

Esteban Arrieta
[email protected]


Ver comentarios