Mini BMW puede superar desafío de Fiat
El Paceman es el último modelo de la línea actual de Mini.Bloomberg / La República
Enviar

Mini BMW puede superar desafío de Fiat

Doce años después de crear el segmento nostálgico del mercado de autos, Mini, de Bayerische Motoren Werke AG, se ve cada vez más presionada por el pequeño 500 de Fiat. Ahora los alemanes contraatacan con el Paceman, una cupé de dos puertas destinada a mantener la marca a la cabeza de las preferencias de los compradores urbanos jóvenes.
El Paceman será el séptimo modelo de lo que se ha convertido en parte clave de la línea de BMW y dará a la empresa fabricante de autos de lujo más grande del mundo una creciente presencia en compactos con una marca por la que los clientes están dispuestos a pagar más.


La importancia de Mini para BMW crecerá conforme la compañía comparte más componentes entre ambas marcas a los efectos de reducir costos y mantenerse delante de Audi.
Sobre la base del Countryman, un vehículo utilitario deportivo compacto de cuatro puertas, el Paceman se rediseñó con un techo más bajo y luces posteriores horizontales para darle un aspecto más amplio y deportivo, si bien conserva las líneas de un SUV.
El auto, que está disponible en Europa desde el 16 de marzo y que pronto lo estará en los Estados Unidos, parte de los $23.900 y es la oferta más cara de Mini.
“Si nos hubiéramos limitado a una versión de tres puertas del Countryman, habríamos corrido el riesgo de una canibalización”, dijo Kay Segler, que está al frente de la marca Mini, al presentar el auto en la Exposición del Automóvil de Ginebra el 5 de marzo. “Los dos autos no parecen el mismo desde atrás. Eso cuesta mucho dinero y exige un gran trabajo creativo”.
El Paceman es el último modelo de la línea actual de Mini, la segunda generación de la marca desde que BMW resucitó el clásico británico en 2001.
Una versión remodelada del hatchback básico con los mismos lineamientos que un nuevo van BMW llamado Active Tourer, llegará el año próximo a los salones de exposición.
Para fin de la década, Mini dice que podría ofrecer hasta 10 variantes, incluidos un convertible, un wagon y una cupé.

“La dolce vita”

“Las posibilidades de la marca son, en teoría, infinitas”, dijo Christoph Stuermer, un analista de IHS Automotive en Fráncfort.

BMW dice que vendió unos 301.500 Minis el año pasado, un aumento de 5,8 por ciento respecto de 2011. IHS pronostica que el crecimiento se desacelerará a 2,2 por ciento este año conforme declinan las ventas de la base más antigua de hatchbacks en relación con un elevado nivel de 189 mil en 2010 a 149 mil este año.
El Paceman, estima IHS, venderá 20 mil unidades; no mucho, pero suficiente para evitar que la marca decaiga en tanto los clientes esperan la nueva generación. Con la llegada de los nuevos modelos, IHS estima que las ventas de Mini superarán las 400 mil unidades en 2017.
El Paceman llega en momentos en que las ventas del 500 de Fiat han aumentado. El compacto, basado en el clásico de la década de 1960 presente en películas como “La Dolce Vita” y “La princesa que quería vivir”, vendió 237.000 unidades el año pasado en tanto que las entregas en los Estados Unidos crecieron a más del doble.


Bloomberg


Ver comentarios