Minerías deben apoyar empresa local en Brasil
Enviar
Minerías deben apoyar empresa local en Brasil

Brasil, el segundo mayor exportador de mineral de hierro del mundo busca aplicar exigencias relacionadas con proveedores locales a los nuevos contratos de minería, según un funcionario del gobierno que participó en la elaboración de las nuevas disposiciones del sector.
Las medidas exigirán que las compañías que exploran y producen minerales gasten un porcentaje de sus inversiones en empresas locales, según el funcionario, que se negó a que se revelara su identidad porque no está autorizado a hablar del tema en público.
La presidenta Dilma Rousseff aún tiene que decidir el porcentaje en cuestión, dijo el funcionario, que agregó que podría revocarse los contratos a las compañías que no acaten la disposición.

Brasil busca desarrollar industrias locales que puedan proporcionar los bienes y servicios necesarios para la extracción y el transporte de petróleo y minerales a medida que aumenta la producción.
Los productores de petróleo ya tienen que comprar un 70% de los productos y servicios en el plano local, lo que reduce la cantidad de proveedores a los que la compañía petrolera Petróleo Brasileiro SA puede recurrir en momentos en que el país trata de llevar la producción a más del doble para 2020.
“De aprobarse, esto podría tener un fuerte impacto”, dijo el lunes en entrevista telefónica Leonardo Brito, un analista del fondo de cobertura Teórica Investimentos en Río de Janeiro, haciendo referencia a las dificultades que compañías como Vale SA podrían tener para la obtención de productos locales.
Las compañías mineras que operan en Brasil enfrentan demoras y aumentos de costos en momentos de escasez de mano de obra y de endurecimiento de los procesos de licencias relacionados con el medio ambiente. Vale, que tiene sede en Río de Janeiro y es el mayor productor de mineral de hierro del mundo, dijo el 28 de noviembre que la expansión de $8.040 millones de la mina Carajas Serra Sul, su mayor proyecto, se postergará dos años, hasta el segundo semestre de 2016. La compañía retrasó el inicio de por lo menos otros cinco proyectos el año pasado.
El gobierno modela las disposiciones mineras sobre la base de las exigencias que se hacen a la industria petrolera para la llamada exploración presalina, dijo el funcionario.

Brasil/Bloomberg

Ver comentarios