Logo La República

Domingo, 18 de noviembre de 2018



ACCIÓN


Millonarios mal pagados

| Lunes 01 diciembre, 2014



Millonarios mal pagados

Kobe Bryant asegura que los jugadores élite de la NBA no tienen mejor salario por culpa de dueños y asociados

La actual temporada de Kobe Bryant con los Lakers de Los Ángeles ha sido desastrosa, aquí lo marca Quincy Pondexter en una de las 13 derrotas de los californianos. ROBYN BECK-AFP/LA REPÚBLICA

El jugador mejor pagado de la NBA y estrella de los Lakers de Los Ángeles, Kobe Bryant, se siente indignado e incluso menospreciado porque sus ingresos y el de otras grandes figuras del baloncesto, comparados a las ganancias que obtienen los equipos así como la Liga sobre ellos, es enorme y en vez de tener beneficios económicos les colocan un tope salarial.
Pareciera que “Black Mamba” no está contento con su salario anual de $30,5 millones que va a generar a final de la presente temporada según la revista Forbes.
“Como atletas, tienes una gran presión de jugar por el amor al deporte, por supuesto que así es. ¿Pero acaso los dueños de equipos lo hacen por amor al juego?”, señaló Kobe.
En entrevista para “Sports Illustrated”, el angelino afirmó que no le parece justo el tope salarial por equipos y que tampoco deban sentir presión alguna por recortar sus salarios para crear mayor espacio en sus nóminas.
El culpable de este aspaviento es el monto máximo que permite la NBA pagar a los jugadores por franquicia. Los federativos penalizarán económicamente a los equipos que paguen a su lista completa de jugadores un umbral mayor a los $63 millones por temporada.
Aparentemente una medida tomada para crear un mejor balance competitivo. Por supuesto que los dueños están en favor de la posición ya que los costos disminuyen.
El segundo en la lista de quienes generan más ingresos es LeBron James, quien le rinde honor a su apodo de “Rey” al ganar una cifra nada despreciable de $21 millones por temporada.
No obstante, la lógica de Bryant que los jugadores no deberían sentir presión por recortar el salario es un comentario sin fundamentos, tomando en cuenta que el californiano ganó $30 millones la temporada pasada.
Todos los minutos los vio desde la banca por una lesión que le imposibilitó jugar todos los partidos prácticamente.
Debido a su grosso salario, los Lakers no pudieron traer a ningún otro codiciado agente libre a rellenar el espacio del número 24.
En esta temporada se ve reflejada la carencia de una nueva adquisición, son el peor equipo de la Conferencia del Oeste con marca 3-13.
A pesar de que Kobe es el mejor encestador de la Liga con 26,4 puntos por partido, es evidente la falta de un acompañante que lo escolte.
Por eso pareciera no ser tan mal negocio para aquellos que figuran en los posters y son la imagen de diferentes marcas deportivas con quienes incrementan su fortuna hasta el doble de lo que obtienen por salarios.
Y no lo es, pero para aquellos que no tienen la imagen o el poderío de estos jugadores magníficos, es un gran inconveniente, ya que limita lo que ellos puedan percibir al asignar una gran porción del capital total a un solo jugador.
Se presume que la NBPA, siglas en inglés de la Unión de Jugadores de la NBA, empuje para eliminar el tope salarial en el año 2017, año en que la NBA comience su billonario contrato televisivo con TNT, ABC e ESPN.
La frase: “Estamos perdiendo dinero”, de los comisionados de la NBA, no será una excusa válida para jugadores como James que saben que los únicos perjudicados son ellos y todo el dinero, $24 billones por nueve años para ser exactos, cae en los bancos de aquellos que firmaron la extensión de contrato.

Walter Herrera
[email protected]
@La_Republica