Logo La República

Miércoles, 14 de noviembre de 2018



GLOBAL


Miles no pudieron despedir a Mandela

EFE | Sábado 14 diciembre, 2013

Madiba falleció hace una semana a los 95 años en su domicilio de Johannesburgo. AFP/LaRepública.


Miles no pudieron despedir a Mandela

La capilla ardiente de Nelson Mandela se clausuró en Pretoria cuando miles de sudafricanos esperaban todavía poder acceder al velatorio para despedirse de su héroe nacional.

Unas 60 mil personas concentradas desde primera hora en los puntos de acceso al edificio del Gobierno sudafricano, donde se instaló la capilla ardiente, pudieron presentar sus respetos a Mandela, según fuentes policiales citadas por la cadena de televisión estatal SBC.

Después de tres jornadas de velatorio, en las que 100 mil personas desfilaron por la capilla, los restos mortales del expresidente sudafricano serán trasladados mañana en avión desde Pretoria hasta Qunu al sureste del país, localidad donde Mandela creció y será enterrado el domingo.

La avalancha de público que llegó a Pretoria desbordó todas las previsiones y la capacidad de las autoridades capitalinas en el tercer y último día de velatorio.

Solo tres horas después de la apertura al público de la capilla ardiente, la Policía de Pretoria decidía cerrar los accesos al recinto gubernamental donde se encontraba el féretro de Mandela.

El deseo de despedir al padre de la democracia sudafricana desató una estampida en la que una niña de siete años cayó al suelo y casi es aplastada, aunque finalmente pudo ser rescatada sana y salva.

Las instalaciones volvieron a abrirse al público posteriormente, cuando un nuevo grupo de personas pudo acceder al anfiteatro donde se había ubicado el ataúd con los restos mortales de Mandela.

Finalmente, la capilla ardiente fue clausurada una hora y media antes del atardecer, siguiendo el deseo de la familia de que el cortejo fúnebre no viajara tras la puesta de sol.

El cuerpo de Madiba, como se conoce popularmente al exmandatario en Sudáfrica, volverá a pasar la noche en el Hospital Militar Uno de Pretoria y será trasladado mañana a la base aérea militar de Waterkloof.

Desde allí, sus restos mortales viajarán por vía aérea hacia el aeropuerto de Mthatha, en el Cabo del Este, a las 10.45 hora local, para llegar allí sobre las 12.45 horas, informó  el portavoz de la familia Temba Matanzima.

El clan de Nelson Mandela realizará un ritual sobre los restos mortales del expresidente sudafricano a su llegada al aeropuerto de Mthatha, en la provincia del Cabo Oriental, para que sus antepasados sepan que ha vuelto a casa.

El rey del clan themba, Buyelekhaya Dalindyebo, encabezará el grupo de líderes tradicionales que dará la bienvenida a Madiba, según Bantu Holomisa,  el portavoz y amigo íntimo de la familia de Mandela.

De acuerdo con la tradición xhosa, tribu a la que pertenece el clan de Mandela, este ritual es necesario para que los antepasados sepan que los restos mortales de Madiba.

Los hablantes xhosa se dividen en varios grupos, entre los que se incluyen los del clan thembu, del que Mandela es miembro.

Durante la ceremonia, Mandela será llamado por su nombre en el clan, "Dalibhunga", que recibió tras pasar por un ritual de iniciación a los 16 años.

Dalindyebo gritará "Aaah! Dalibhunga" tres veces, como una forma de saludar su vuelta a Qunu, lugar donde será enterrado y donde creció.

El ritual que acompañará el espíritu de Mandela incluirá el sacrificio de un buey a primera hora del sábado, antes de recibir su cuerpo, que será trasladado a primera hora de mañana en avión desde la base aérea militar de Waterkloof en Pretoria.

El traslado de Mandela será una ceremonia que combinará la pompa militar de un funeral de Estado con los rituales tradicionales de los xhosa.

Al día siguiente del funeral, la familia Mandela celebrará una ceremonia de "depuración" en la que se sacrificará una oveja.

 

Johannesburgo/EFE