Miles de refugiados pasan la noche junto a la estación de Budapest
Enviar

Miles de refugiados pasan la noche junto a la estación de Budapest


Miles de refugiados pasaron la noche en difíciles condiciones en los alrededores de la estación Este de Budapest, a la que hoy por segundo día consecutivo no pudieron acceder, mientras que 11 sirios se ahogaron ante las costas turcas mientras intentaban llegar a la isla griega de Cos.
La policía húngara volvió a controlar el edificio de la estación de Budapest, al que no dejaron entrar ni siquiera a los refugiados que tenían billetes de tren para Alemania. Las autoridades habían permitido viajar a los refugiados el lunes, pero el martes volvieron a impedírselo y les negaron el acceso a la estación Este de la capital.
Junto a la estación y en el subterráneo del metro cercano están acampadas entre 2 mil y 3 mil personas. Las condiciones sanitarias son críticas, con sólo cuatro baños portátiles para la multitud. La única ayuda llegó a través de la asociación Migration Aid, que repartió ropa y comida.
El gobierno local de Budapest decidió hoy construir en dos semanas un campamento para los refugiados junto a la estación Este. Tendrá capacidad para acoger temporalmente a entre 800 y 1.000 refugiados y se destinarán a su construcción 373 millones de florines (cerca de 1 millón de euros).
"No es nuestra tarea pero lo hacemos por motivos de conciencia, tenemos que superar la situación para nuestra propia seguridad", dijo el alcalde, Istvan Tarlos.
En la pequeña estación de Köbanya-Kispest, a las afueras de Budapest, la policía rodeó a 300 refugiados que intentaban viajar a Alemania. El grupo está registrado en Hungría y oficialmente debía trasladarse al centro de refugiados de Debrecen, en el norte del país. Sin embargo abandonaron el tren que les conducía hacia allí en Budapest para poner rumbo al oeste de Europa.
A pesar de la valla construida por Hungría en la frontera con Serbia, el martes llegaron al país del este de Europa otros 2.284 refugiados, según informó hoy la policía.
Tras el cierre de la estación de Budapest, esta mañana apenas llegaron refugiados al estado alemán de Baviera. A la estación central de Múnich apenas llegaron 50 refugiados, mientras que a la de Rosehnheim arribaron entre 60 y 70, explicó un portavoz de la policía. Se espera que el resto del día transcurra con tranquilidad.

Agencia dpa

Ver comentarios