Enviar
Milán alcanzó la cima
Derrotó al Palermo y arrebató el liderato al Lazio
El Milán se impuso ayer ante el Palermo con los goles de Alexandre Pato, Zlatan Ibrahimovic y Robinho, que permitieron al conjunto “rossonero” arrebatar el liderato de la Serie A italiana al Lazio, que encajó una dura derrota 1-0 contra el Cesena.
Los “rossoneri” se adelantaron en el marcador en el minuto 19 de la mano del joven Pato, tras rematar un saque de esquina de Clarence Seedorf, en el que fue además el primer gol de esta undécima jornada de Serie A, que estuvo marcada por la falta de tantos en los primeros 45 minutos de juego, ya que en el descanso tan sólo el Milán y el Roma habían estrenado el marcador.
Sin embargo, el Milán pareció relajarse tras el descanso y el esloveno Armin Bacinovic igualó el marcador en el min. 63.
Dos minutos después, Pato recibió un fuerte golpe durante una acción dentro del área que llevó al técnico Massimiliano Allegri a sustituirlo por Filippo Inzaghi.
Cuando el Milán ya parecía condenado al empate, el sueco Zlatan Ibrahimovic desbloqueó el marcador en el min. 76 con un gol de penal, por un falta de Salvatore Sirigu sobre Massimo Ambrosini, mientras Robinho sentenció el partido a diez minutos del final.
Tras la victoria el Milán suma 23 puntos, mientras el Lazio queda con 22, seguido por el Nápoles, con 21; el Inter con 20 y el Juventus, con 19.
Los hombres de Edoardo Reja, encajaron una amarga derrota en su visita a Cesena, que además de suponer su pérdida del liderato, suma su segundo fracaso consecutivo en la Liga italiana, tras perder este domingo contra el Roma.
El encuentro se presentaba “a priori” fácil pero, en cambio, estuvo marcado por el dominio del conjunto emiliano que puso en dificultades a los laciales, que parecen haber llegado al fin de su buena racha liguera.
La sorpresa de la jornada fue el Nápoles, que en los últimos 45 segundos de juego logró ponerse tercero de la tabla gracias a un gol del argentino Ezequiel Lavezzi, tras una asistencia del uruguayo Edinson Cavani, ante el Cagliari.

Roma/EFE
Ver comentarios