Enviar

Un control más eficiente de la inmigración permitirá registrar a eventuales personas que con su trabajo aporten a la economía costarricense

Migración y control fronterizo

Dos personas, un boliviano y una paraguaya, perdieron la vida el mes pasado en Buenos Aires, Argentina, durante un violento enfrentamiento entre la policía y grupos de inmigrantes indocumentados que habían ocupado ilegalmente un predio de 100 hectáreas en el barrio de Villa Soldati, al sur de la ciudad.
El alcalde bonaerense, Mauricio Macri, vinculó el lamentable hecho con la “inmigración descontrolada” de personas de países vecinos que, desde el punto de vista del edil, provocan “un avance del delito y el narcotráfico”, según declaró en medios argentinos.
Las poblaciones ilegales que se trasladan de un país a otro, además de ser vulnerables ante la delincuencia y el narcotráfico, se convierten en una carga no resuelta para el sistema de salud y de vivienda que muchas veces las ciudades no pueden soportar.
Así como ocurre con Argentina, nuestro país es atractivo para la inmigración desde naciones vecinas y diferentes esfuerzos se han desarrollado por parte de los gobiernos para evitar que su llegada se transforme en un foco de violencia.
En este sentido, la nueva Ley de Migración, vigente desde marzo de 2010 y cuyo reglamento fue presentado el martes pasado al Poder Ejecutivo, pretende aportar al mejor control de la inmigración y que haya un registro más eficiente del estatus de los extranjeros que trabajen en el país, que a partir de su publicación estarían obligados a afiliarse a la Caja Costarricense de Seguro Social.
Este reglamento contempla también aspectos como la permanencia legal de extranjeros, la regulación del ingreso y egreso de menores de edad y el procedimiento para otorgar los diferentes tipos de visas.
Al controlar de una manera más eficiente la migración desde países vecinos, el país no solo pondrá el ojo sobre quienes exactamente son los que vienen a nuestro país y cuidará las fronteras de delincuentes y narcotraficantes, sino también aportará a controlar y registrar finalmente a aquellos inmigrantes que, como recalcó la presidenta Laura Chinchilla, son agentes que dinamizan la economía costarricense ya que día a día ponen su granito de arena para fortalecer al país y su sistema de seguridad social.





Ver comentarios