Microsoft lidera la oposición al decreto inmigratorio de Trump
Foto Bloomberg.
Enviar

Microsoft está pidiendo a las autoridades estadounidenses que concedan a los trabajadores y estudiantes que respetan la ley y que tienen visa excepciones al decreto inmigratorio del presidente Donald Trump, canalizando en una propuesta de solución la indignación expresada por muchos en el sector tecnológico.

Estas personas son de bajo riesgo, ya que han sido sometidas a un riguroso proceso de análisis, y se enfrentan a dificultades inminentes como resultado de la orden emitida la semana pasada, dijo el presidente y responsable del departamento jurídico de Microsoft, Brad Smith, en una carta a los secretarios de Estado y de Seguridad Nacional. Smith dijo que cree que ambos organismos están facultados para tomar las medidas necesarias para permitir que algunas personas entren en el país. Las exenciones solicitadas cubrirían a trabajadores con visas patrocinadas por compañías estadounidenses y a estudiantes que obtuvieron el visado a través de una universidad estadounidense.

"Creemos que esa excepción en el marco del Decreto Ejecutivo ayudaría a atender las necesidades personales más apremiantes sin comprometer los objetivos del Decreto Ejecutivo relacionados con la seguridad", escribió Smith en una carta y en un artículo en su blog.

La industria tecnológica estadounidense respondió de inmediato y con indignación a la medida del viernes del nuevo presidente, que estableció una veda de 90 días para el ingreso de ciudadanos de Irán, Irak, Siria, Libia, Somalia, Sudán y Yemen, y de 120 días para todos los refugiados. Los líderes de la mayoría de las principales compañías del sector denunciaron públicamente la medida, al igual que los ejecutivos de otros sectores y de organizaciones de derechos humanos, y muchos recordaron historias sobre éxitos de los inmigrantes en este país.

Con su carta a los dos organismos, Microsoft es una de las primeras empresas en escribir públicamente al gobierno con una propuesta específica, una que dice que "no sólo es consistente con el Decreto Ejecutivo, sino que ha sido contemplada en él".

Microsoft sostiene que gracias a que estos trabajadores y estudiantes son bien conocidos en sus compañías, universidades y comunidades y han sido cuidadosamente analizados para recibir sus visas, representan un menor riesgo para la seguridad. Con el decreto actual, dijo la compañía, algunos de ellos también están enfrentando dificultades inmediatas, y en algunos casos significativas.

Microsoft tiene un empleado varado fuera de Estados Unidos, mientras que sus hijos permanecen en el país, y otro que no puede salir de Estados Unidos para visitar a su padre, críticamente enfermo, dijo Smith en la carta. La compañía dijo que tiene 76 empleados que, junto con 41 familiares a cargo, tienen visas de no inmigrante para vivir y trabajar en Estados Unidos y están afectados por la orden ejecutiva.

Smith señaló que esta propuesta de solución no reemplaza un debate más amplio acerca de los decretos migratorios.

"Desde un principio, reconocemos que esta propuesta no pondrá fin, ni debería ponerlo, al debate más amplio y la reflexión sobre la orden ejecutiva de la semana pasada. Nuestra empresa es una de las muchas que han expresado sus puntos de vista, y seguiremos participando enérgica y constructivamente en las discusiones públicas que ayuden a definir nuestros procesos democráticos", escribió Smith en su blog.

Ver comentarios