Enviar
Campaña demócrata lanzó sitio web para desmontar rumores falsos
Michelle Obama se vuelve en blanco electoral

Esposa del candidato demócrata a la presidencia es acusada de usar el término despectivo “whitey”


Washington
EFE

La oficina de campaña del candidato demócrata a la Presidencia de Estados Unidos, Barack Obama, tuvo que salir ayer en defensa de su esposa, Michelle, que se ha convertido en blanco de los ataques de distintos grupos conservadores del país.
Sitios como TheObamaFile.com e influyentes comentaristas radiofónicos como Rush Limbaugh han propagado el rum
or de que existe una cinta de Michelle utilizando la palabra “whitey”, un término despectivo para referirse al hombre y la sociedad blanca.
La campaña desmiente esas afirmaciones en una página web (www.fightthesmears.com) que salió ayer y que se dedicará a desmontar los rumores falsos que circulan en la red sobre los Obama.
“La verdad” es que esa cinta no existe, proclama el nuevo sitio web, que insta a los internautas a “correr la voz”.
Michelle ha estado en el ángulo de tiro de los conservadores desde que en febrero afirmó, a raíz de la entusiasta respuesta popular a las propuestas de Obama, que era la primera vez en su vida en que se sentía “realmente orgullosa” de su país.
Esos comentarios fueron interpretados como una alusión al hecho de que por primera vez un candidato negro tenía posibilidades reales de alcanzar la Presidencia en un país con un largo pasado racista.
Los asesores de Obama matizaron esas afirmaciones, al señalar que “lo que quiso decir es que se siente muy orgullosa en este momento porque, por primera vez, miles de estadounidenses que no habían participado en la política se están sumando en cifras récord en la construcción de un movimiento de base a favor del cambio”.
Pero ese tipo de precisiones no han disuadido a ciertos grupos y medios conservadores, como la revista “National Review”, que describen a Michelle como “la mitad amarga de Obama” y la versión femenina del reveren
do Jeremiah Wright.
El pastor de Chicago que casó a los Obama y bautizó a sus dos hijas desató un auténtico revuelo hace unos meses después de que se retransmitiesen segmentos de sus sermones.
En algunos de esos sermones Wright instaba a los afroamericanos a entonar “Dios maldiga América”, en lugar del tradicional himno “Dios bendiga América” por lo que él consideraba racismo aún rampante en el país.
Obama se ha distanciado de esos comentarios y ha abandonado la iglesia a la que acudió durante dos décadas, pero su larga vinculación con la congregación se ha convertido en un material perfecto para sus adversarios políticos y en motivo de preocupación de algunos votantes que temen que él pueda ser también un “radical”.
“La verdad es que me da miedo”, dijo a Efe Carmen Domínguez, una microbióloga de origen cubano retirada, que vive en Miami y que planeaba votar por Hillary Clinton, pero en vista de la derrota de la senadora demócrata dará su voto al republicano John McCain.
Domínguez explicó que el que Obama haya asistido durante más de 20 años a la iglesia de Chicago le hace pensar que él “también comparte esa ideología”.
Similares temores podrían ayudar a explicar, según los encuestadores, el que Obama aparezca rezagado frente a McCain entre los votantes blancos.
Y el sugerir que Michelle, la esposa del senador, comparte el resentimiento de Wright hacía los blancos podría ayudar a alimentar los temores de algunos sectores de votantes.
La cadena CNN presagia, en un artículo publicado ayer en su página web, que Michelle se perfila como “probable” objeto de ataque de la maquinaria republicana de cara a las elecciones generales del próximo 4 de noviembre.
Ver comentarios