Enviar
Miami golpea primero
Una vez más Heat reaccionan en el momento preciso y definen el juego

Los Heat supieron sacar ventaja de una segunda mitad en la que explotaron cuando tenían que hacerlo, Dwyane Wade dijo presente, LeBron James no se quedó atrás y Miami superó a Dallas en el primer partido de la serie a 4 de 7, que definirá al campeón de la NBA.
La trilogía Wade, James y Chris Bosh sumó 65 puntos para su equipo que conquistó 11 lanzamientos de 3, de 24 intentos, que llevaron a Miami por la senda de la victoria, sin olvidar el aporte de la banca de los Heat, que al contrario de la de su rival, aportó más para la victoria, anoche en el American Airlines de Miami.
La primera mitad del partido nos dibujó una final pareja, con un Miami que quiso despegar al principio, pero un Dallas demostrando en el primer cuarto, que lo suyo era paciencia y control.
Faltando 5:30 para el final del primer cuarto, el 10-5 a favor de Miami, nos hablaba de un partido de mucha defensa y en el que todavía no brillaban las estrellas en los aros. Un tiro libre de LeBron James puso su equipo 6 puntos arriba, la mayor ventaja que obtendría Heats en la primera mitad, porque más tarde dos triples de Jason Kidd nivelarían las cosas poniendo a Dallas en la pelea, aunque con 2.05 por jugar James hundió un triple para el 16-12, pero Dallas pidió un tiempo fuera y volvió por el juego, con 5 puntos de Jason Terry incluido un triple y dos tiros libres haciendo que su equipo ganara el primer cuarto.
El segundo cuarto, finalizó 27-27 (44-43 para Dallas) con acciones compartidas tanto en aciertos como desaciertos para ambos equipos, que al final de este periodo igualaban también en 6 pérdidas.
Del lado de Miami Dwyane Wade no terminaba de aparecer en el partido, Chris Bosh, sí, rebotando bien y cerrando con 13 puntos, 30 en total para la trilogía (James, Bosh, Wade).
Dallas buscó controlar más el tablero en este segundo cuarto pero tres triples de Mario Chalmers pusieron a Miami de nuevo con el pie en el acelerador, pero los Dallas no estaban para soltar nada y el alemán Dirk Nowitzki, con un triple y un doble volcó una diferencia de 31-35, y luego Shawn Marion hundió una asistencia con precisión quirúrgica de Chandler, para 7 puntos consecutivos de Dallas y la ventaja, que a la postre Miami recortaría para finalizar el primer periodo siempre abajo un punto 43-44.
La segunda la diferencia de tres triples de LeBron James, el último en el segundo final del periodo dejó a su equipo con 4 puntos de ventaja, anunciando lo que venía y dejando claro que si Dallas quería el partido iba a tener que poner mucho en el último cuarto; pero al cierre, las tres megaestrellas pusieron su parte, Wade fabuloso, LeBron que no perdonó y una diferencia de 8 puntos, que representan un muy buen inicio en la final para Miami.

Luis Rojas
[email protected]
Ver comentarios