¡Mi router e inalámbrico no se llevan!
Con los routers 11AC de D-Link podrá navegar por Internet, mientras transfiere contenido multimedia simultáneamente. /La República
Enviar

¡Mi router e inalámbrico no se llevan!

¿Tiene una conexión de banda ancha a Internet en su casa o trabajo, pero siente que el servicio se queda pegado con regularidad, sufre interrupciones constantemente o no alcanza el máximo de la velocidad contratada?
Si su respuesta es afirmativa, y aunque usted no lo crea, el problema lo podría estar originando su teléfono inalámbrico, y no es que este se encuentre celoso de su router Wi-Fi que permite conectar su smartphone, tableta, laptop, consola de videojuegos o Smart TV.
Simplemente ambos dispositivos —el teléfono inalámbrico y su router Wi-Fi— suelen utilizar la frecuencia de 2,4 Gigahertz para enviar y recibir su señal, por lo que estarían peleando cada vez que intente hablar por teléfono o enviar un correo, ver una película o revisar Facebook y Twitter.
Existen dos formas de solventar este inconveniente: cambiar los teléfonos inalámbricos por otros que trabajen en frecuencias más bajas (anteriormente funcionaban en la banda de 800 Megahertz), sin embargo, son muy difíciles de encontrar.
La otra salida, que es más sencilla, es cambiar el router de la casa o trabajo, por uno que trabaje en frecuencia más alta, como el 11AC de la marca D-Link, que utiliza una banda dual y separa el streaming de películas o música de la navegación por Internet.
Este dispositivo utiliza el nuevo protocolo inalámbrico 802.11ac, que divide y trabaja en la frecuencia de 5 Gigahertz, una banda menos común y con menos dispositivos conectados.
Los routers AC proporcionan una conexión sólida, estable y hasta tres veces más rápida que el estándar “N” convencional, permitiendo realizar streaming ininterrumpido de video, una navegación más veloz, mejor transferencia de archivos, entre otras actividades.
“Tener un router adecuado, de fácil configuración y de alta velocidad puede aumentar la productividad de los empleados, o bien facilitar la navegación y entretenimiento en casa”, explico Danilo Esquivel, gerente regional de D-Link para Centroamérica.
Los precios de estos dispositivos arrancan en los ¢45 mil y pueden llegar hasta los ¢120 mil, dependiendo del modelo en tiendas como RadioShack, Satec, Office Depot o Compufax.
Otros dispositivos tales como microondas, monitores de bebés o walkie-talkies también podrían causar cierta interferencia con la señal Wi-Fi, por lo que es bueno mantenerlos alejados para evitar conflictos en la señal.
De igual forma, se recomienda colocar el router en el centro de una habitación, pues su señal se dispersa en 360 grados, mantenerlo alejado de paredes, ventanas, puertas, y colocarlo de preferencia encima de algún mueble.

Johnny Castro
[email protected]
@La_Republica

Ver comentarios