Enviar
México minimiza posible TLC con Brasil

La ministra de Relaciones Exteriores de México, Patricia Espinosa, minimizó las perspectivas de un acuerdo de libre comercio con Brasil y dijo que la mayor economía de América Latina se ha demorado en conversaciones comerciales con otros países.
“En la actualidad, Brasil mantiene negociaciones comerciales de muy larga data con muchos países diferentes”, dijo Espinosa en una entrevista en las oficinas de Bloomberg en Ciudad de México. “Eso nos hace pensar que es un país en el que no hay mucha flexibilidad para una negociación”.
El presidente mexicano Felipe Calderón y el ex mandatario brasileño Luiz Inácio Lula da Silva aseguraron el año pasado que iniciarían conversaciones sobre un pacto de libre comercio. Un acuerdo ayudaría a México a diversificar el comercio más allá de los Estados Unidos, que compran el 80% de sus exportaciones, aunque podría verse frustrado por los intentos de Brasil de impulsar la protección a los industriales afectados por el aumento de su moneda y la mayor competencia de China.
Espinosa dijo que, si bien “es difícil” determinar si Calderón podrá firmar un acuerdo comercial con Brasil antes de que finalice su gestión en noviembre de 2012, el gobierno hace todo lo posible para que así sea.
“Estamos dispuestos a comenzar un diálogo de buena fe en aras de la relación bilateral y para beneficio de nuestras sociedades”, dijo Espinosa.
El superávit comercial de México con Brasil aumentó a $478 millones en los primeros siete meses de 2011 en comparación con $19 millones en igual período del año pasado impulsado por el crecimiento de la venta de autos, según datos del Ministerio de Comercio de Brasil. El comercio anual entre los dos países se incrementó el año pasado a $7.600 millones.
Lorenza Martínez, la subsecretaria de Industria y Comercio de México, dijo el 27 de julio en una entrevista de Bloomberg en Tokio que las “barreras arancelarias” de Brasil han impedido que se avance en lo que respecta a un acuerdo comercial.
La sucesora de Lula, Dilma Rousseff, ha aumentado los aranceles y reforzado las medidas para combatir la competencia desleal a los efectos de proteger a los industriales afectados por un aumento de la moneda que alimenta un incremento de las importaciones. El real brasileño se ha fortalecido 36% contra el dólar estadounidense desde fines de 2008, más que el total de 25 monedas de mercados emergentes que analizó Bloomberg.
Brasil está en el mismo nivel que Fiyi y se ubicó en el lugar 127 entre 179 países del ranking de libertad comercial mundial de 2011 de la Heritage Foundation. La organización de análisis de políticas, que tiene sede en Washington, mencionó los elevados aranceles de Brasil, sus estrictas reglas de licencias y los impuestos y barreras que opone a un comercio más libre. México está en el puesto 72.

Ciudad de México
Ver comentarios