Enviar
México resiente bajón en construcción en EE.UU.

Washington
EFE

México siente el golpe del descenso en el sector de la construcción en Estados Unidos, que se refleja directamente en la disminución de las remesas, según un informe divulgado ayer por el Instituto de Economía Política (EPI).
El informe, preparado por la investigadora Emily Garr, señala que la reducción en el envío de remesas de los trabajadores inmigrantes solo “confirma que el resto del mundo está lejos de estar inmune al debilitamiento de la economía estadounidense”.
Así, la escasez de trabajos en el sector de la construcción, que depende en buena medida de la mano de obra del inmigrante, también afecta la frecuencia y cantidad del dinero que los extranjeros mandan a sus familias en sus países de origen.
Entre 2000 y 2006, la cantidad de remesas creció significativamente cada año, ayudando a la manutención de las familias de los trabajadores inmigrantes, pero el aumento se niveló en 2007 y ahora ha comenzado a disminuir.
Así, entre enero y mayo pasados, ha habido un descenso de poco más de $668 millones, si se compara con el mismo periodo el año pasado, indicó el análisis.
Solo en mayo, las familias en México recibieron alrededor de $171 millones menos que el año anterior.
El informe hizo hincapié en las cifras de mayo porque es el mes en el que más remesas se envían a México, provenientes en parte de los trabajadores inmigrantes, la mayoría en Estados Unidos, en la construcción.
El análisis también señaló que con la contracción en el sector de vivienda, que explica en parte el declive en los trabajos de construcción en el primer trimestre de 2008, la tasa de desempleo entre los hispanos aumentó a 7,5%.
Eso ha hecho que los hispanos en ese sector de la economía ganen menos de lo que percibían en el primer trimestre de 2006.


Ver comentarios