México reporta menor ingreso de remesas
Enviar
México reporta menor ingreso de remesas

México
EFE

México recibió durante agosto pasado remesas por $1.937 millones, lo que implicó una baja anual del 12,2%, debido en parte a la prolongada desaceleración económica en Estados Unidos.
El Banco de México (central) anunció ayer que en los primeros ocho meses de 2008 el monto de remesas recibidas por el país sumó $15.553 millones.

Esto significó una caída anual de 4,2%, debido a descensos del 3,4% y 1,1% en el primero y segundo trimestres del año, respectivamente, y de 9,6% en el bimestre julio-agosto, señaló el organismo en un comunicado.
Las remesas son la segunda fuente de divisas después del petróleo, e incluso superiores a los ingresos por turismo, por lo que de ellas dependen miles de familias en México, un país con 44,7 millones de personas que viven en situación de pobreza, según datos oficiales.
El ente emisor señaló que la fuerte caída se debe a diversos factores, entre los que destacó en primer lugar la situación económica que atraviesa Estados Unidos, la cual “ha impactado adversamente las oportunidades de empleo en ese país y, consecuentemente, las de los migrantes mexicano
s”.
Asimismo, el Banco de México argumentó que la crisis de la economía de Estados Unidos afectó especialmente a la industria de la construcción y al sector manufacturero, que representan una importante fuente de empleo para los inmigrantes mexicanos.
Ello se refleja en el hecho de que “la tasa de desempleo de los trabajadores migrantes mexicanos sea más elevada que la correspondiente a la fuerza laboral total y que su incremento anual también sea más acentuado”, indicó.
De hecho, en Estados Unidos los trabajadores mexicanos inmigrantes representaron en el bimestre julio-agosto el 13,8% de toda la fuerza laboral en la industria de la construcción y el 7,3% de la que trabaja en manufacturas, porcentajes muy elevados si se considera que “representan el 5,1% de la fuerza de trabajo en ese país”, apuntó el organismo monetario.
Otro factor que influyó en la disminución de remesas es la presencia de “controles oficiales más estrictos” por parte de las autoridades de Estados Unidos, tanto “en los lugares de trabajo” como en “zonas residenciales”, lo que ha dificultado a los trabajadores indocumentados mexicanos encontrar trabajo.
La vigilancia fronteriza más estricta que impide a los mexicanos cruzar con facilidad a Estados Unidos y el hecho de que en las cifras de remesas ya no influyen las mediciones más rigurosas que hace el Banco de México son otras razones esgrimidas por la institución para explicar el fenómeno.
Finalmente, el banco central anticipó que durante los próximos meses el ingreso de recursos al país por remesas familiares “continuará mostrando una pérdida de fortaleza” por “la difícil problemática que enfrenta la economía de Estados Unidos”.

Ver comentarios