Enviar
México ordena interconexión de redes

México
EFE

La Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) emitió un plan para que todos los operadores de telecomunicaciones interconecten sus redes en 2009, al que se oponen Telmex y América Móvil, propiedad del magnate Carlos Slim, y que beneficia a empresas como la española Telefónica.
La Cofetel, el regulador del sector en México, publicó el llamado Plan Técnico Fundamental de Interconexión e Interoperabilidad (PTFII), el cual da un plazo de 60 días naturales a los operadores para que informen a las autoridades sobre los puntos de interconexión disponibles en sus redes.
Según el organismo, la iniciativa le permitirá a los usuarios “acceder a servicios de mayor calidad y diversidad a menor precio”.
Además, el programa busca que la interconexión de las redes se dé “en condiciones no discriminatorias”, indicó la dependencia en un comunicado.
La medida afecta principalmente al gigante Teléfonos de México (Telmex), que domina el mercado de la telefonía fija en el país y posee la más extensa red, y a América Móvil, ambas propiedad del magnate mexicano Carlos Slim, la mayor compañía de telefonía celular de la nación latinoamericana.
Por el contrario beneficiará a otros operadores de menor tamaño como la española Telefónica, Iusacel, Nextel, Axtel, Alestra y Maxcom, entre otras.
México es el único de los treinta países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) que no ha “desagregado su red”.
Esto significa que en el país no es posible todavía que los demás operadores de servicios de telecomunicaciones utilicen la red de Telmex para ofrecer servicios a sus clientes.
Directivos de Telmex, empresa privatizada en 1990, y el mismo Slim, han dicho en los últimos días que la Cofetel se está extralimitando en sus funciones al “legislar” emitiendo el PTFII para el sector.
En opinión de esa compañía, permitir que otros utilicen su red es como si Telmex “subsidiara” a las demás empresas para que no realicen inversiones de infraestructura de telecomunicaciones en México, y también supone una supuesta “expropiación” de sus activos.
El martes varios ministros del Gobierno mexicano criticaron duramente a Slim, quien en un foro aseguró que la actual recesión económica provocará el peor desempleo que se haya visto en México desde la década de los treinta.
“No quiero ser catastrofista”, dijo Slim el lunes, en un claro guiño al presidente mexicano, Felipe Calderón, quien el pasado día 5 señaló que en México es necesario “rechazar todos el catastrofismo sin fundamento”.
Ver comentarios