Metro de París atrae raro proyecto público
Enviar

El proyecto podría impulsar la actividad económica en momentos en que a Francia le cuesta reanimar una economía estancada con el índice de desempleo más alto en 13 años


Metro de París atrae raro proyecto público 

201303271849260.b.jpg
En lo profundo de un túnel húmedo y oscuro bajo la estación de tren Saint-Lazare, en la zona central de París, David Petreco señala la pared de un pasaje.
“Vamos a romper esa pared y haremos un túnel de 8 kilómetros para conectar el este de París con el oeste”, dijo en una entrevista Petreco, el responsable del proyecto de los ferrocarriles nacionales franceses, SNCF.

La conexión forma parte de un plan gubernamental de 30 mil millones de euros ($39.000 millones) de construir 200 kilómetros de nuevas líneas de subterráneo y 72 estaciones en y en los alrededores de París para 2030.
Se trata de un proyecto raro en Europa, donde los gobiernos reducen el gasto en infraestructura para cumplir con los límites de déficit.
Constructoras como Bouygues SA, Eiffage SA y Vinci SA, así como fabricantes de trenes, tranvías y sistemas de señalización como Alstom SA y Siemens AG, se estima se encontrarán entre las principales beneficiarias.
La parte de transporte del proyecto, que se conoce como “Le Grand Paris”, fue una iniciativa del ex presidente Nicolas Sarkozy para desarrollar la región de los alrededores de la capital francesa. Su sucesor, François Hollande, lo resucitó y extendió este mes a los efectos de aliviar la congestión del sistema de tránsito, que transporta 8,5 millones de pasajeros por día, 21% más que hace 10 años.
El proyecto podría impulsar la actividad económica en momentos en que a Francia le cuesta reanimar una economía estancada con el índice de desempleo más alto en 13 años y compañías constructoras que necesitan pedidos.
“El proyecto es significativo, tanto directa como indirectamente, debido a la cantidad de obras que se adjudicarán, y también desencadenará otras inversiones”, dijo en una entrevista Jean-Christophe Perraud, vicedirector para la región de París de la división de construcción de Bouygues, una de las compañías que planea presentar ofertas para partes del proyecto.
Vinci ha declinado 9,7% en París en los últimos 12 meses, mientras que Bouygues cayó 6,5%. El índice CAC 40 de referencia subió 7,2% en el período.
Está previsto que el trabajo en la conexión este-oeste comience en 2015 y se complete en 2020 con un costo estimado de 3.700 millones de euros, lo que permitirá a 700 mil pasajeros reducir su viaje diario un 30%, dijo Petreco, de SNCF.
El crecimiento de la población y la reubicación de 320 mil empleos en las afueras de la capital francesa en los últimos 20 años han aumentado la necesidad de crear conexiones intersuburbanas directas alrededor de París, según Jerome Dubus, el director de la federación de empleadores, Medef, para la región.
“Los empleados llegan tarde por la mañana porque hay problemas con el sistema de transporte, que está completamente desbordado”, dijo Dubus en una entrevista. “La pérdida de productividad de los empleados es evidente”.
El proyecto podría dar impulso a una zona que ha tenido un crecimiento menor al de los alrededores de otras capitales europeas.
“Impulsará el crecimiento económico de la región en algunas zonas, dado que alentará inversiones en viviendas, oficinas y otros edificios no residenciales”, dijo Perraud, de Bouygues. “Es muy importante debido a que hay una gran escasez de viviendas en la región”.

Bloomberg


 


Ver comentarios