Logo La República

Miércoles, 21 de agosto de 2019



ACCIÓN


Metamorfosis de un atleta

Luis Fernado Rojas [email protected] | Martes 07 septiembre, 2010



Metamorfosis de un atleta
Nery Brenes y su transformación de ser “uno más” a convertirse en un atleta de elite mundial

La última vez que lo entrevisté, en el Estadio Nacional y hace ya varios años, era tan solo un atleta veloz, como muchos otros de nuestro medio, que se quejaba contra todo y contra todos y que expresaba su resentimiento por el olvido y la marginación hacia el atletismo. Hoy se mueve entre los mejores del mundo y sueña con ser campeón mundial: ¿Qué pasó en la vida de este atleta, para dar un salto tan gigantezco?
Sergio Molina, entrenador de alto rendimiento y Roberto Verdesia, presidente de la Federación Costarricense de Atletismo (FECOA) nos dan su opinión sobre esta metamorfosis, que ha puesto a Costa Rica en el mapa del atletismo mundial.
Molina divide la explicación en dos partes. Primero, en lo físico, Brenes está dotado genéticamente de cualidades que lo ubican dentro de la velocidad. Segundo, haber encontrado al menos un poco de ayuda económica en un momento clave, le brindó la motivación suficiente para esforzarse más, por medio de un entrenamiento planificado que le hizo elevar su rendimiento.
“Antes de las olimpiadas en Pekín se dieron varios factores muy significativos, uno de ellos la creación durante la administración pasada de la Comisión de Alto Rendimiento, impulsada por Osvaldo Pandolfo”, señaló Molina.
Tanto Molina como Verdesia coinciden en que las becas, que por primera vez empezaron a darse entonces motivaron a seguir adelante a varios deportistas, entre ellos Brenes.
Molina dice que lo abonable a Brenes y a su entrenador Walter Salazar es que con los pocos recursos que contaban, lograron montarse una microestructura pequeñita pero eficiente, como en su momento lo hizo el entrenador de natación Francisco Rivas con las hermanas Poll.
Con respecto a la mejoría que pueda experimentar Brenes en el futuro, Molina enfatizó que para que un atleta de un gran salto se requiere de una preparación integral. “No es solo correr”, afirma, agregando que en la parte nutritiva hay que darles seguimiento con un especialista, además de realizar los trabajos de potencialización en condiciones adecuadas.
Sergio Molina asegura que como Nery hay atletas iguales y mejores en Costa Rica, pero se pierden porque no reciben ayuda ni seguimiento. “Limón es un paraíso de atletas, pero que está olvidado y por ello muchos se retiran antes de los 20 años, desmotivados”.
Para Molina no hay dirigentes capaces que visualicen esa realidad. “Si ya sabemos que la velocidad está en Limón ya es hora de que existiera una escuela de velocidad en esa provincia, dotada de pista sintética, entrenadores calificados, becas, etc”.
Verdesia reconoce que el país ha perdido muchos posibles talentos, por falta de ayuda económica, pese a que ahora la Federación tiene un sistema de pequeñas becas, para talentos juveniles.
El dirigente señaló que no se ha creado una escuela de velocidad, por la falta de recursos. “En Limón siquiera hay una pista de atletismo”, indicó, agregando que en el nuevo estadio de la provincia está el espacio para crearla, pero falta la plata.
Verdesia señaló que la federación solo tiene un presupuesto de ¢18 millones para realizar campeonatos en todas las divisiones, cubrir el programa de selecciones nacionales, uniformes, salidas al exterior, etc. y que somos el único país Centroamericano que cuando se sale a competir al exterior los atletas tienen que cubrir parte de los gastos”.
Verdesia, comentó que el nuevo gobierno les ha ofrecido más ayuda y sobre todo a Nery, le podrían duplicar la beca de un millón de colones que le dejó el gobierno pasado.
Por último, el dirigente dijo que pretenden que cuando Nery se retire, hayan uno o varios atletas de su nivel en el país”.

Luis Rojas
[email protected]