Metallica desata locura
Enviar
Metallica desata locura
Cientos adquirieron sus entradas ayer, entre largas filas y problemas con el sistema de compra por Internet



Carolina Barrantes
[email protected]

Con filas interminables de seguidores y una demanda de boletos desproporcionada, se inició la venta de las entradas para el concierto que ofrecerá la consagrada banda de heavy metal Metallica en suelo tico.
Cientos de personas de todas las edades hicieron grandes colas ayer desde tempranas horas, para adquirir su tiquete para el recital que tendrá lugar en el Estadio Ricardo Saprissa el 7 de marzo de 2010.
Servimás y Gollos autorizados, La Barbería en Vía Lindora y Tiendas de Instrumentos Musicales Bansbach enfrentaron la llegada en masa de los fans.

A ellos se unieron quienes trataron de hacer su compra a través del sitio www.specialticket.net, al punto que este llegó a saturarse.
Aunque no hay datos todavía, se estima que la venta de los boletos fue “impresionante” y que todos los puntos que fueron habilitados para dicha actividad reportaron ventas elevadas.
Esa demanda se mantendrá en los próximos días, por lo que todos los lugares y la página seguirán ofreciendo los boletos de manera continua hasta agotar existencias, según José Cañas, vocero de la compañía EVENPRO, productora del concierto.
La gran expectativa provocó que ayer algunos lugares de venta reportaran algún problema.
La primera falla se presentó en el sitio web; algunas personas reportaron que el sistema no les permitía entrar, mientras que otras señalaron que no les permitía hacer el pago respectivo luego de elegir su tarjeta de crédito o débito. En la tarde de ayer, se podía comprar una entrada a la vez y se observaba que platea estaba lleno.
Este inconveniente se presentó debido a que la página tuvo una demanda muy elevada: “cualquier sistema de venta va a estar lento y a tener problemas con una respuesta de miles de personas comprando sus boletos”, afirmó Cañas.
Los puntos de venta externos, por su parte, enfrentaron problemas de igual manera con el sistema, por lo que algunos como el Servimás del Hipermás Guadalupe y la tienda Bansbach en San José comenzaron la venta más tarde de lo planeado.
Incluso en el Hipermás de Heredia se presentaron contratiempos pero con el papel en el que se imprimen las entradas, ya que se agotó, según en seguidor.

Ver comentarios