Messi es Argentina
Lionel Messi es la solución a los problemas de Argentina, ayer anotó dos goles y ya lleva cuatro en este Mundial.Jewel Samad-AFP/La República
Enviar

Messi es Argentina

La albiceleste se enfrentará a Suiza en octavos de final. Nigeria a Francia

De nuevo Lionel Messi, con una gran actuación ante Nigeria, volvió a desnivelar la balanza a favor de Argentina, que ganó 2-3 con dos goles del delantero albiceleste para dejar a su equipo en el primer puesto del grupo F con pleno de victorias.

201406252318510.a55.jpg
Messi ha confirmado que es el mesías de Argentina. Es el único de su equipo capaz de hacer algo distinto, de poner una marcha más a un juego plano de una selección que disipa cualquier duda con las actuaciones del jugador del Barcelona.
Sin él, Argentina sería otra cosa. Su entrenador, Alejandro Sabella, declaró el día antes del duelo que hay que quitar presión a su figura porque hay más jugadores que pueden tirar del carro. Pero hoy por hoy, es casi imposible. Sin ningún escudero al lado, Messi tendrá que soportar la presión él solo. No hay otra.
Y es que Argentina tiene dos mediocentros, Javier Macherano y Fernando Gago que apenas aportan creación. El primero, por lo menos da equilibrio defensivo, pero el segundo tiene un ritmo futbolístico cansino. Da muchos pases cortos, al pie, sin profundidad y sin velocidad. Ese es el ritmo de Argentina. Con una excepción. Cuando coge el balón Messi.
Ayer recogió un rechace dentro del área tras un disparo de Ángel Di María que paró Vincent Enyeama para fusilar al portero africano y marcar el primero.
Sin embargo, inmediatamente respondió Nigeria, gracias a Ahmed Musa, quien con un zapatazo esquinado nada puso hacer Sergio Romero.
Aunque Argentina dominó el resto de la primera parte, lo hizo sin ideas. Tuvo que aparecer Messi, en el min. 45, para hacer un golazo de falta e irse al descanso con ventaja.
Esa contundencia de la que adolece Argentina, con momentos de poca concentración, se demostró en el primer minuto de la reanudación con otra diana de Musa que significó el empate.
En esta ocasión, fue el equipo de Sabella el que respondió al instante, con un gol de rebote de Marcos Rojo, que aprovechó un marcaje timorato de Nigeria en un tiro de esquina.
Entonces, Argentina tuvo una velocidad más con los africanos lanzados por el empate. Pero esta se acabó en cuanto Messi salió del campo a falta de algo más de 30 minutos.
Ya nada cambió, Nigeria tuvo el primero a su lucha, porque el triunfo de Bosnia ante Irán, le dejó el segundo lugar, donde topará con Francia.

 

Porto Alegre/EFE

 

Ver comentarios