Logo La República

Martes, 18 de diciembre de 2018



ACCIÓN


Messi dirige un trámite

EFE | Viernes 17 enero, 2014

Lionel Messi marcó los dos goles con que el Barcelona venció al Getafe ayer.Javier Soriano-AFP/La República


Messi dirige un trámite

Un par de goles y una buena actuación del recuperado Lionel Messi bastaron al Barcelona para cumplir con el trámite del partido de vuelta de los octavos de final de la Copa del Rey, de la que se quedó fuera el Getafe tras perder 6-0 en el global de una eliminatoria que vivió un segundo partido de trámite.
Desde el pasado 11 de noviembre Messi y Neymar no coincidían en el once titular. Aquel día, ante el Betis, el argentino todavía no había desaparecido de los terrenos de juego por una rotura fibrilar que ya ha olvidado. Era uno de los pocos alicientes que presentaba un choque destinado a ser uno más de tantos que no quedan en el recuerdo.
Pero la jugada no le salió del todo bien al técnico argentino Gerardo “Tata” Martino, que pese a mimar a sus dos estrellas para tenerlos al cien por cien en el segundo tramo de la temporada, vio desde el banquillo cómo en la primera parte el brasileño tuvo que abandonar el césped con un esguince en los tendones peroneos de su tobillo derecho.
Fue la peor noticia para el conjunto azulgrana, que, por lo menos, pudo contentarse con el avance en el regreso total de Messi. Poco a poco, el internacional albiceleste va recuperando su mejor versión y ayer apuntó alguno que otro detalle positivo para ilusionar a la parroquia barcelonista, necesitada de su figura para aguantar el empuje atlético y el orgullo madridista con Cristiano Ronaldo coloreado de oro.
Lo tenía fácil el Barcelona. Aparte de llegar a la cita con cuatro goles de ventaja, enfrente tenía a un equipo tocado moralmente después de una pésima racha de resultados. Los hombres de Luis García sumaban cuatro derrotas consecutivas y no tenían el cuerpo para remontadas.
Al filo del descanso apareció Messi para rematar un centro de Cristian Tello desde la banda izquierda con el que acabó con cualquier atisbo de remontada.
Tras el paso por los vestuarios la situación no cambió. El cuadro de “Tata” Martino dio un pequeño paso adelante. El partido estaba fabricado para la recuperación total de Messi y no defraudó con su segundo gol. Recordó su mejor versión tras deshacerse de cuatro rivales y del portero, Jordi Codina, que solo pudo recoger el balón de la red de su portería tras la gran jugada del argentino.

Getafe, Madrid/EFE