Logo La República

Jueves, 23 de septiembre de 2021



FORO DE LECTORES


Messi, El Barça y la Educación Financiera

Daniel Suchar Zomer daniel.suchar@hotmail.com | Lunes 09 agosto, 2021

daniel

Daniel Suchar Zomer, PhD

Analista Financiero. Profesor Universitario

La noticia ha rodado como pólvora en los últimos días. El considerado por muchos, el mejor jugador del mundo, nacido en Rosario, Argentina y prácticamente criado en las entrañas del Fútbol Club Barcelona, ha dicho adiós después de 20 años de estar en dicha institución.

Lagrimas desde distintos rincones del planeta se han derramado al saber que Lionel Messi ya no seguirá vistiéndose de blaugrana. Desde el lugar más recóndito del mundo hasta las principales calles de la Ciudad Condal, no logran digerir que La Pulga podría vestir con otro uniforme y muchísimo menos, jugar de visitante en el Camp Nou. ¡¿¡¿Increíble verdad?!?!...

Pero por encima de todo ese romanticismo “Messi-anico”, hay que recordar que ese fútbol callejero, bonito entre amigos y de estadios llenos los días domingo; ha quedado en el olvido por esa máquina de hacer dinero en la que se ha vuelto el Deporte Rey. El negocio ha crecido tanto que la disciplina del fútbol se ha opacado puesto que los billetes son los que mandan por encima de la diversión y el espectáculo.

No es de gratis, que esa inflación que se ha venido dando no sólo con los salariazos que reciben los jugadores sino también, los apetitosos ingresos que tienen las empresas de diferentes índoles: Astronómicos contratos de televisión. Venta de entradas a precio de realeza noble y sangre azul. Socios comerciales que inundan las camisetas. Venta y Compra de piezas de ajedrez llamados “Jugadores” y por supuesto atletas que prácticamente son un “product placement” que pululan en los rectángulos de juegos.

El F.C. Barcelona; de los clubes más importantes del orbe; ha tenido que demostrar en este Agosto de 2021; que sigue siendo más responsable el buen manejo de sus finanzas sobre el capricho de mantener una producto en específico, así sea el mejor jugador del planeta.

Los catalanes han alcanzado cifras de endeudamiento por encima de US1.700 MM, donde hoy en día, US$730 MM corresponden a deudas de corto plazo. Las cifras de pérdidas por encima de US$ 487 MM, evidencian una malísima gestión financiera durante los últimos años, por lo cual, el Barça tiene que tomar riendas en el asunto rápidamente. Tanto es así que su masa salarial supera en 110% los ingresos que el club tiene en estos momentos.

Leyendo lo anterior, ninguna empresa mercantil -en su sano juicio- estaría dispuesta a seguir buscando más apalancamiento financiero (hipotecar la casa en palabras sencillas) por cumplir un deseo amoroso de mantener una pieza que, aunque es muy clave en lo futbolístico, también es dolorosa a nivel de nómina salarial.

Joan Laporta (Presidente del Barça) ha demostrado la valentía que todo gerente debe tener a la hora de tomar decisiones desde el punto de vista financiero. Lamentablemente lo romántico y lo sentimental deben de dejarse de lado y tiene que prevalecer la razón y la cordura gerencial en estos momentos. Mantener una operación tan cara y que no vislumbre ningún salvavidas a corto plazo, hacen que un buen gerente opte por este tipo de decisiones con lo que tiene y no con las promesas “que pueden llegar”.

Estas promesas vienen de aquella firma de inversión de Capital CVC, donde entrarían más de US$ 3.000 MM a La Liga Española. De esta cifra, se repartiría un 90% entre los equipos y de allí, solamente el 15% estaría enfocado a pagar salarios. Por lo tanto, si alguien cuenta que con ese dinero como salvavidas al Barcelona, está bien equivocado.

Por otro lado, el Agri-Dulce Fair Play Financiero que impone La Liga a sus equipos es parte de la situación. Este define a la nómina salarial con un peso máximo del 70% de los ingresos de cada club, promoviendo una educación financiera que debe prevalecer sobre los encantos futbolísticos dentro de un terreno de juego.

Con esto, el balance financiero apunta a tener empresas rentables con una camisa de fuerza de disciplina y responsabilidad en sus flujos de caja, antes de obedecer a cualquier capricho deportivo. Para el caso de Barça y Lionel, por más rebaja salarial que exista, los números sencillamente no dan ni benefician a ninguna de las partes.

Duela a quien le duela la salida de Messi, esta situación se ha convertido en un banderazo gerencial a todas aquellas empresas (Sin importar su naturaleza) del mundo, recordándoles que no pueden tomar decisiones románticas a la ligera. Hacer inversiones riesgosas puede pasar una factura muy cara, y en los negocios existe el “Money Talks”, que habla por sí solo.

El endeudamiento a todo nivel no es un juego. La razón de deuda corporativa no debería exceder del 50% de su total de activos y mucho menos poseer una cuota mensual de financiamiento por encima del 35% de sus ingresos. Hay que recordar que ese dinero proviene de ente financieros y a su vez, corresponde a dineros de alguien (físicos o jurídicos) que, al no ser pagados, acarraría un gran problema al sistema financiero mundial.

El planeta entero quisiera seguir deleitándose con la calidad de juego del astro argentino en las canchas de fútbol españolas, pero lamentablemente cita el refrán: Ningún jugador está por encima de un club.

Y en este caso, más que un club, es un negocio que debe conseguir su solidez financiera; sin darse el lujo de poseer números rojos solo por cubrir ciertos caprichos. Esto es la base de la habilidad gerencial que debe tener todo Director y Gerente de Empresas, donde la situación de Messi y el Barça recuerda la importancia de la Educación Financiera a todo nivel.





© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.