Logo La República

Jueves, 15 de noviembre de 2018



GLOBAL


Mercados dan un respiro a Europa

Redacción La República [email protected] | Miércoles 13 julio, 2011



Mercados dan un respiro a Europa
Pese a la falta de acuerdo sobre Grecia
La volatilidad de los mercados, la reacción positiva de Italia y los rumores sin confirmar de que el Banco Central Europeo estaba comprando deuda dieron ayer un leve respiro a los países europeos periféricos, tras una mañana de tensión, con las bolsas a la baja y las primas de riesgo disparadas.
Aunque menos tensa, la situación aún es complicada, sobre todo porque los países europeos no se ponen de acuerdo acerca del segundo plan de rescate a Grecia, en especial sobre la participación del sector privado, un asunto que genera desconfianza entre los inversores.
En este contexto, el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, que visitó ayer Madrid, sopesa la posibilidad de convocar una cumbre extraordinaria del Eurogrupo el próximo viernes, una vez que se conozcan los resultados de las pruebas de solvencia de los bancos, pero algunos países, entre ellos Alemania y Holanda, se muestran reticentes.
Italia y España, los países que estaban desde el lunes en el ojo del huracán, vivieron ayer una jornada de extrema volatilidad.
En la apertura, los mercados acentuaron su presión y elevaron de nuevo hasta máximos históricos las primas de riesgo: 375 puntos básicos en el caso de España y 347 en el de Italia.
La bolsa española llegó a caer más del 4% y la de Milán casi un 5%.
Sin embargo, los rumores en el mercado sobre posibles compras de deuda de países periféricos por parte del Banco Central Europeo (BCE) tuvieron un efecto balsámico.
Las primas de riesgo se relajaron y acabaron en 314 puntos, en el caso de España, y en 285 puntos, en el de Italia, niveles muy elevados, pero inferiores a los registrados en el cierre de el lunes.
También se redujeron los diferenciales entre el bono alemán y la deuda de Grecia y Portugal.
Según expertos de CM Capital Markets consultados por Efe, aunque las compras del BCE no están acreditadas, los simples rumores han servido para animar a los mercados.
Las noticias llegadas desde Italia también se interpretaron de forma positiva, sobre todo la decisión de los grupos políticos de aprobar esta misma semana el plan de ajuste diseñado por el Gobierno, que prevé un recorte del gasto de 48 mil millones de euros para el período 2011-2014.
El titular italiano de Economía, Giulio Tremonti, abandonó la reunión del Consejo de Ministros de Finanzas de la Unión Europea (UE) para acelerar el proceso.
El primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, rompió su silencio de los últimos días con un comunicado en el que destacó la solidez de su Gobierno y de los bancos del país.
Desde Bruselas, el comisario europeo de Asuntos Económicos, Olli Rehn, apoyó los "esfuerzos serios" de Italia, aunque advirtió de que la Comisión Europea (CE) seguirá de cerca la aplicación del plan.
Pese al castigo de los mercados, Italia logró colocar ayer una emisión de bonos a un año de 6.750 millones de euros, aunque tuvo que elevar su rendimiento hasta el 3,670%, frente al 2,147% de la subasta anterior.
Grecia también colocó deuda, en concreto 1.625 millones en letras a seis meses, con un interés del 4,9%.
Otra noticia bien recibida por los mercados fue el compromiso de la UE de apoyar a los bancos que suspendan las pruebas de solvencia, incluso con ayudas públicas.
Sin embargo, la pieza fundamental del rompecabezas, el segundo rescate de Grecia, sigue sin cuadrar.
El BCE y algunos países, como España, insisten en que la participación del sector privado en el rescate debe ser voluntaria para evitar que las agencias de calificación declaren el impago.
Sin embargo, las tesis lideradas por Alemania ganan fuerza. El ministro holandés de Finanzas, Jan Kees de Jager, aseguró en Bruselas que un impago de Grecia "ya no está excluido".
Redacción Internacional
EFE