Mercado pequeño limita negocio de basura electrónica
“Nos enfocamos en proyectos como la extracción de metales preciosos de los residuos electrónicos, para luego exportarlos”, dijo Guillermo Pereira, gerente general de Fortech. Esteban Monge/LA REPÚBLICA
Enviar

Mercado pequeño limita negocio de basura electrónica

Gestoras prefieren sustraer y exportar materia prima de dispositivos

El mercado aún incipiente de residuos electrónicos y eléctricos enfrenta una serie de barreras que impide su crecimiento.
Las limitantes en el mercado nacional recaen en la falta de tecnologías para el tratamiento de este tipo de desechos.

201501152206040.codd.jpg
Ante esta situación, diversas compañías que se han aventurado en este nicho del mercado, envían estas materias primas al exterior, en donde sí cuentan con los equipos necesarios para su procesamiento.
Los residuos electrónicos llegan a los gestores, que reciben material en desuso, en su mayoría de empresas, instituciones y distribuidores de aparatos electrónicos.
Debido a la falta de tecnologías de tratamiento, las “gestoras” reciben el material y separan sus piezas, para luego enviar a su destino de exportación.
Los mercados como el chino y el norteamericano son los principales clientes de la basura electrónica nacional.
“En muchos casos no es rentable adquirir la tecnología propia para dar tratamiento en el país, pues la cantidad que se desecha es pequeña y no es suficiente como para invertir”, comentó Guillermo Pereira, gerente general de Fortech, que exporta de 300 a 500 toneladas anuales de desechos eléctricos y electrónicos a Sudamérica, EE.UU., Canadá, Alemania, Francia, Bélgica, China, Brasil y Colombia.
En Costa Rica, una persona genera por año alrededor de siete kilos de residuos electrónicos, según datos de la iniciativa STEP de las Naciones Unidas.
Asimismo, Fortech se enfoca en algunos proyectos como la extracción de metales preciosos de los residuos electrónicos, en donde se desprende las tarjetas, las somete a un proceso y extrae metales como oro. Así, el metal ferroso y los preciosos se exportan por aparte.
A nivel local, Costa Rica cuenta con el equipo necesario para reciclar los materiales “tradicionales”, como papel blanco, cartón, vidrio y algunos plásticos, pero incluso con estos materiales es más rentable para las empresas de acopio enviarlos al exterior.
Otro factor que figura como una limitante para este negocio, es la poca claridad del marco jurídico que regula el reciclaje y procesamiento de este tipo de basura.
Se estima que alrededor de un 90% del material de un celular puede ser reciclado, una cifra equivalente para todos los demás dispositivos.

Fabiola Vargas
[email protected]
@FabiVSola

Ver comentarios