Enviar
• Expertos aconsejan no apresurarse a tomar decisiones
Mercado “feliz” pero inversionistas cautelosos
• Planes europeos de rescate levantan precios de commodities, bonos latinoamericanos y acciones

El refrán dice “en río revuelto ganancia de pescadores”, algo así sucede con la crisis económica de algunos países de Europa y su influencia sobre los precios de los valores donde algunos inversionistas, sobre todo los más agresivos, han realizado muchas ganancias o tenido considerables pérdidas.
La cruda realidad sobre las millonarias necesidades para atender algunos países del Viejo Continente contrasta con el optimismo en torno a los anuncios del inicio de semana anterior sobre los planes de salvamento y apoyo con liquidez a Grecia, Italia y España, los cuales subieron el precio no solo de las acciones de los bancos europeos, sino que en Latinoamérica levantó los bonos soberanos de Chile, los de Costa Rica siguen altos (bd20), Perú y en menor grado Brasil.
Asimismo, expertos internacionales auguran futuros positivos. “La mayoría de la gente es muy pesimista ahora mismo. Estoy diciendo: el mercado puede caer a partir de aquí. Puede subir. Pero si uno mira el amplio arco de la historia, este parece un buen momento para comprar porque el retorno promedio ha caído cerca del mínimo, y es probable que suba”, pronosticó Richard Sylla, profesor de Finanzas en la Universidad de Nueva York, en The Wall Street Journal.
Por otro lado, el pesimismo también es bueno para otros inversores, dado que hace que algunos se refugien en las materias primas, conocidas como commodities, por lo que los tenedores de papel en petróleo, oro, cobre, soya, maíz, y azúcar están obteniendo ganancias dado el alza de estos valores.
Independientemente del comportamiento de un mercado feliz al alza, los inversionistas deben ser más cautelosos, dado que los expertos recomiendan analizar muchas variables ante la volatilidad que genera la euforia de los mercados.
En el caso de las “buenas noticias” europeas hay mucha tela que cortar. “Todavía queda mucho camino por recorrer, los bancos deben capitalizarse y para ello deben recurrir en primera instancia al mercado y por otro lado, todavía no hay acuerdo sobre todo el plan” dijo Alvaro Gómez, gerente general de BN Valores.
Ya los bancos europeos trataron de tranquilizar a los inversionistas afirmando que no recurrirán a ellos en busca del nuevo capital que exige el plan de recapitalización de más de €100 mil millones diseñado para hacer que el sector sea más resistente a los problemas soberanos.
Pero aun así “no habría por qué pensar que un acuerdo de capitalización venga a resolver los problemas definitivos de déficit fiscal, desempleo y excesivo endeudamiento de varios países, aun cuando los bancos asuman parte de las pérdidas”, añadió Gómez.




Carolina Acuña
[email protected]
Ver comentarios