Mercado de petróleo poco inquieto por tensión mundial
Enviar

Mercado de petróleo poco inquieto por tensión mundial

Cuando los combatientes de Estado Islámico en Irak tomaron esta semana la ciudad de Ramadi, a apenas 129 kilómetros de la capital del segundo mayor productor de petróleo de Oriente Medio, los mercados de crudo se encogieron de hombros.
En lugar de los pronunciados aumentos que históricamente acompañaron a los disturbios geopolíticos, ese día los precios bajaron.


Por otra parte, Libia está a punto de desaparecer como estado y Arabia Saudita libra una guerra aérea contra rebeldes en el vecino Yemen. Una vez más, los mercados parecen por completo indiferentes.
La vieja certeza de que los precios del petróleo reaccionan con rapidez a la tensión geopolítica ya no parece ser válida.
Es un cambio que refleja un nuevo mercado global donde el auge de los yacimientos de esquisto de los Estados Unidos y la decisión de Arabia Saudita de defender la participación del país en la producción mundial aseguran una abundante oferta.
“En el mundo hay mucho riesgo, pero no mucha prima de riesgo en lo que respecta al petróleo, lo cual es raro, a pesar de la tensión que reina en Medio Oriente”, dijo el historiador de la industria petrolera Daniel Yergin. “Se debe a que hay tanto petróleo, que se estima que, de haber una interrupción, pueden obtenerse reservas en otro lado”.
Si bien un acuerdo con Irán incorporaría aún más petróleo, dijo, “los acontecimientos en Medio Oriente podrían volver a introducir una prima de riesgo con gran rapidez”.
En realidad, la política afecta la oferta más de lo habitual.
Si se computa a Irán, alrededor de 2,6 millones de barriles por día quedan fuera del mercado como consecuencia de conflictos y sanciones, más de cinco veces el promedio del periodo 2000-2010, según la Administración de Información sobre Energía de los Estados Unidos (EIA, por la sigla en inglés).
Mientras el gobierno iraquí se esforzaba por detener el avance de Estado Islámico, los futuros de petróleo negociados en Nueva York cayeron un 4% en los dos primeros días de la semana.

Bloomberg
 


Ver comentarios