Mercado bancario bajista desmiente un 2016 de dinero fácil
Entre agosto y fin de año, las estimaciones de los analistas sobre las ganancias del cuarto trimestre de las firmas financieras del S&P 500 se redujeron 15 puntos porcentuales, con lo cual casi eliminaron toda perspectiva de crecimiento del índice en su conjunto. Bloomberg/La República
Enviar

 ¿Recuerdan que los inversores acumularon acciones financieras al apostar a que las tasas de interés más altas alentarían un renacimiento de las ganancias? Un mes después, el gran largo es un gran corto.
El Índice de Compañías Financieras Standard Poor’s 500 ha caído un 11% en 2016, lo cual pone la medición en camino del peor mes en más de cuatro años.
El grupo —que comprende a Berkshire Hathaway, Wells Fargo y otras 86 firmas compite con las acciones de productos primarios por la mayor declinación entre diez sectores desde que las autoridades de la Reserva Federal de  Estados Unidos se reunieron el 16 de diciembre.
El cambio ha sido rápido desde que el banco central subió las tasas de interés por primera vez en casi una década.
Las compañías financieras eran el grupo más favorecido entre las firmas administradoras de grandes capitales al 31 de octubre, según datos de Goldman Sachs.
Un fondo que cotiza en bolsa y sigue las acciones atrajo el segundo mayor flujo de dinero en el mes que antecedió al aumento de la tasa de interés. Ahora esas expectativas podrían estar agravando la caída.
“Antes de eso, todos se concentraban en compensar a las firmas financieras luego de años de esperar un aumento de tasas, y cuando este llegó lo hizo acompañado no solo de una amplia liquidación, sino también de temores respecto del crecimiento económico”, dijo David Mazza, jefe de análisis de ETF de State Street Global Advisers. “La gente sigue vendiendo las noticias”.
Un problema para los bancos es que la tendencia alcista de diciembre se basó en la especulación de que las ganancias mejorarían en momentos en que sucedía lo opuesto.
Entre agosto y fin de año, las estimaciones de los analistas sobre las ganancias del cuarto trimestre de las firmas financieras del S&P 500 se redujeron 15 puntos porcentuales, con lo cual casi eliminaron toda perspectiva de crecimiento del índice en su conjunto.
Lo mismo pasa en 2016, ya que las estimaciones de los analistas sobre el crecimiento de las ganancias han declinado del casi 10% de fin del tercer trimestre a apenas algo más de la mitad en la actualidad.
Se señala que los motivos son los temores, que van desde los ingresos por operaciones a cómo el riesgo de solvencia afectará los préstamos.
“No es extraño que las acciones bancarias hayan bajado, pero la magnitud del mal desempeño hace que nos preguntemos qué es lo que las acciones incorporan a los precios”, escribieron analistas de Deutsche Bank dirigidos por Matt O’Connor en una nota del 26 de enero.
“Consideramos que hay dos principales fuentes negativas para las ganancias por acción de los bancos: los costos crediticios más altos y los ingresos más débiles de los mercados de capital”.
Los préstamos comerciales e industriales se han aplanado en las últimas semanas luego de subir en 2015, según datos que recopiló Bloomberg.
El crecimiento de tales préstamos ofrece a los inversores una idea del posible ingreso por intereses, ya que esos préstamos siempre generan más ingresos para los bancos que inmovilizar fondos en efectivo o en bonos del Tesoro.
El valor de mercado de las compañías financieras ha perdido más de $360 mil millones en enero, más que en todos los meses menos uno desde que empezaron a registrarse los datos en 1990.
La venta ha sido tan fuerte que ha llevado las ratios precio-ganancias del índice más amplio de firmas financieras al 12,8, el nivel más bajo entre diez sectores.


 


 

Ver comentarios